miércoles, 25 de septiembre de 2013

Fábula de Polifemo y Galatea


Título: Fábula de Polifemo y Galatea
Autor: Luis de Góngora
Editorial: Cátedra, 2010
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788437626680
Páginas: 360

Siempre he comentado que me ha gustado leer de todo, de hecho –y bastante a contracorriente de lo que solía hacer todo el mundo- finalizando el colegio y ya en el instituto, lo que más leía (por no decir casi lo único) era poesía y clásicos.
Como el que traigo hoy.

Tenemos un poema épico cortito (63 octavas reales), un género conocido como “epyllion” (o “epilio”), de mano de uno de los escritores españoles más importantes del barroco: Góngora.
Una historia sobre mitología, la de Polifemo (hijo de Poseidón) que ya se narró en la Odisea.

Sin embargo lo que prima en este poema no es la narración en sí, si no las descripciones. Y es que éste está plagado de ellas.
De hecho es de agradecer ese amplio glosario que acompaña a la Fábula en la edición de Cátedra, ya que sin él no comprenderíamos muchas expresiones (al menos en mi caso), pues Góngora plagó el poema de metáforas.

Tenemos a Polifemo, un cíclope monstruoso…

Del Júpiter soy hijo, de las ondas,
Aunque pastor; si tu desdén no espera
A que el monarca de estas grutas hondas
En trono de cristal te abrace nuera,
Polifemo te llama, no te escondas,
Que tanto esposo admira la ribera
Cual otro no vio Febo más robusto,
Del perezoso Volga al Indo adusto.

… enamorado de Galatea, una bella ninfa…

¡Oh bella Galatea, más süave
Que los claveles que tronchó la aurora;
Blanca más que las plumas de aquel ave
Que dulce muere y en las aguas mora;
Igual en pompa al pájaro que, grave,
Su manto azul de tantos ojos dora
Cuantas el celestial zafiro estrellas!
¡Oh tú, que en dos incluyes las más bellas!

… que está enamorada de Acis. Un pastor.
Polifemo, para ganarse su corazón, decide subir a lo alto de unas rocas y declararse a la ninfa tocando una flauta fabricada con cien cañas. Igualmente, es rechazado por ella.
Orgulloso a más no poder, lanza una roca a Acis, al encontrarlo con Galatea junto a la orilla de un arroyo.
La chica desesperada pide ayuda a los dioses, los cuales deciden convertir al pastor en un río.

Debo decir que siempre me han encantado estos argumentos y la mitología en general.

Eso sí, entiendo que es una temática y un tipo de narración que no gusta a todo el mundo.

33 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Lo bueno es leer de todo y poder decir si algo te gusta o no una vez lo has experimentado.
Reconozco que leer poesía me cansa un poco, sobre todo si es de tipo clásico, pero la mitología me encanta.
Besos!

Mario Salazar dijo...

Estas historias en verso son hermosas, además de ser de un genio como Góngora. Yo en el colegio solía leerlos, una literatura "académica", ¡cómo sufría!, por ese entonces no leía casi nada, pero más tarde les he agarrado mucho gusto. Además lo mitológico es fantástico, un libro que siempre he querido leer son Las metamorfosis de Ovidio, que espero hacerlo en algún momento, aunque es enorme. Buena lectura. Un beso.

MaryLin dijo...

Pues yo tambien he leido a Gongora, pero no esta fabula de la que hoy nos hablas, aunque si la conozco.
Tengo q retomar los clasicos, siempre me han gustado.
Un besazo

Carax dijo...

No lo descarto, volver a los clásicos a veces apetece
Besos

Isabel dijo...

Siempre me ha gustado mucho la mitología, aunque no he leído nada así en poesía, pero no lo descarto.

Mariuca dijo...

A mi también me gusta leer un poco de todo, pero reconozco que la poesía me entra muy pocas veces. Creo que me falta sensibilidad o imaginación quién sabe.
Un saludo.

Tatty dijo...

Está muy bien leer un poco de todo, yo reconozco que la poesía la tengo abandonada y los clásicos últimamente también, hace un montón que no leo uno
besos

albanta dijo...

A mí no me llama nada ahora mismo.

Pilar González dijo...

Lo leí en el instituto pero no lo recuerdo bien. Como está por casa, aprovecharé y le echaré un vistazo. Un beso

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Todo un clásico! Yo sí lo he leído y me encantó.
Un besote de  Lamiradadeluci

Lesincele dijo...

Pues la temática me gusta pero la poesía no...me cuesta mucho leer en verso...al final siempre me aburre.
Un beso!

esther makeup dijo...

lo lei hace años y me gustó bastante
Un besote

Manuela dijo...

Lo leí hace tantos años que mejor no lo pienso. Me gustó mucho. Besos.

Yossi Barzilai dijo...

Yo también leo de todo, siempre leo poesía y nunca sé por qué no hablo de ella en el blog, caen dos o tres libros de poemas al mes y ni siquiera los menciono en el resumen.
A mí Góngora se me atraganta muchísimo jajaja, me cuesta la vida leerlo. Un beso :)

Tizire dijo...

Rememoro mis tiempos de instituto con tu entrada... Nos soy mucho de poesía, pero los clásicos me suelen gustar mucho! 1beso!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

En la variedad se encuentran grandes cosas. La verdad es que la mitología me gusta y me cuesta porque soy muy olvidadiza con los nombres y me armo unos líos... aunque este que nos traes es un clasicazo que tampoco he leído. Besos

Enzo dijo...

No soy lector de poesía, aunque casi siempre disfruto cuando son otras personas las que las eligen, como en este caso que me parece magnífica.
Un beso.

Marisa G. dijo...

Uff Góngora, ¡casi ná! No lo leo desde el colegio. Besos

Rober dijo...

La mitología sí que me llama, el tipo de narración ya un poco menos (lo poco que he leído de Góngora tampoco me ha terminado de convencer del todo, además) No obstante, me pasa un poco como a ti e intento en lo posible leer de todo, aunque a veces me aleje de mis géneros, así que tampoco la descarto. Le salva la temática :)

Besazos, shorby

Pinkiland dijo...

Me gusta la mitología pero no la poesía, así que no se yo si lo leería.
Besos cielo!!

L.I.M dijo...

Este tipo de lectura la tengo demasiado abandonada aunque recuerdo que Góngora no era de mis autores favoritos.
Besos!

mientrasleo dijo...

Hala!!!
Ojiplática me has dejado!
Este lo leí hace un siglo y me gustó, aunque es para hacerlo despacio y con calma, adaptarse al momento y lenguaje
Vivan los clásicos!
Besos

Margari dijo...

Uys, que éste lo leí en la Universidad... Que ha llovido ya... Y lo disfruté mucho, pero también es cierto que contaba con ayuda, que tenía una profesora que lo explicaba y te lo hacía disfrutar de una manera increíble. Tengo a Góngora olvidado, ahora que me lo recuerdas.
Besotes!!!

Azalea Real dijo...

No sé por qué a casi todos -me incluyo por supuesto- nos da pereza leer clásicos. Es una de mis asignaturas pendientes, me alegro que no sea una de las tuyas :)

Besos.

bibliobulimica dijo...

la mitología me gusta, y nunca he leído a Góngora, así que creo que me voy a animar (además, me sirve para el reto de clásicos).
Un beso,
ale.

escarcha dijo...

no me gusta la poesía!
:-(
esta vez paso.

ABRAZOS SHORBY

Lara del Cofre dijo...

Me encanta la mitología pero el estilo de Góngora... buffff!!! Yo soy más del equipo de Quevedo! jajaja!!! Besitos, madri!!!

Meg dijo...

Lo de la narración me hace dudar, pero está claro que es un cláscio y el tema de la mitología me llama mucho a mi también. Un besote!

Shorby dijo...

Gracias a todos por comentar!!!

Ya sabéis que me gusta catar y picotear de todo un poco jejej
Hacía mucho que no traía por aquí nada de este tipo =)

Besotes

Natt Wolf dijo...

Nunca había oído hablar del libro, pero no creo que lo lea... mucho pendiente. De todos modos, gracias por la reseña (:

MyuMyu dijo...

Me gusta mucho la mitología pero me cuesta leer la poesía :D
Por lo demás, la historia me gusta.
¡Besos!

Filias Y Fobias dijo...

Wow, qué animada! Yo desde que terminé el instituto no he vuelto a leer a un clásico "de los de verdad" por temor a perderme entre sus palabras, por no entender los significados y metáforas. Quizás deba intentarlo con Cátedra porque echo de menos la mitología...
Besos

Narayani dijo...

No sé si me termina de convencer que a mí este tipo de lecturas me suelen cansar y no captan mi atención demasiado...

Besos!