jueves, 26 de noviembre de 2020

El monstruo que amaba a las gasolineras

 

Título: El monstruo que amaba a las gasolineras

Autor: Christopher Moore

Título original: The lust lizard of Melancholy Cove

Editorial: Minotauro, 2014

Encuadernación: Rústica

ISBN: 9788445001936

Páginas: 332

 


Hacía un montón que no leía a Moore, con lo que me gusta este tío… y como siempre, ha sido un gustazo sumergirme en su historia.

Bien, los que hayan leído al autor, o los que hayan leído alguna de las reseñas de obras suyas que tengo en el blog, sabrán que si algo le caracteriza es las situaciones hilarantes y los personajes rocambolescos. Y los diálogos súper geniales.

Y eso es exactamente lo que nos encontramos aquí.

 

Cuál fue mi sorpresa cuando según empieza la historia, veo que aterrizamos de nuevo en Pine Cove (que ya visitamos en El ángel más tonto del mundo).

Por un lado, tenemos a la psiquiatra del pueblo, que en un arrebato de buenpersonismo decide dejar de mal-medicar al tuntún y cambiar a todos sus pacientes sus antidepresivos habituales por placebo.

Por otro lado, el bar del pueblo, como consecuencia, se peta y la camarera (que es un personaje que me encanta) decide contratar un cantante de blues de lo más peculiar… que con su música despierta a una bestia marina llamada Steve que siente una predilección de lo más lujuriosa por los camiones cisterna. Así, tal cual.

Esto mismo desencadena una ola, literalmente, de libido de lo más loca. Por todo el pueblo.

En medio de todo este berenjenal, Theo Crowe, el alguacil fumeta, y Molly, la ex-actriz  de serie B cuya voz en la cabeza nos acompaña de nuevo.

 

Bueno, creo que no está nada mal.

Como es habitual en las novelas de Moore, vamos saltando poco a poco de personaje en personaje, yendo a veces a historias que transcurren al mismo tiempo, aderezando todo con esos diálogos que comentaba al principio y que siempre son un acierto.

De nuevo, el autor nos deja muestra de ese humor absolutamente chorra que caracteriza sus novelas… y que, si es un tipo de humor que no os mola, obviamente no os va a cuajar esta historia, por mucha maravilla que os quiera vender.

Sí es cierto que con el humor soy bastante peculiar, no suelen gustarme los libros que siempre recomiendan con los que todo el mundo se parte de risa… yo me suelo quedar con cara de seta. Sin embargo hay autores con los que siempre sé que me lo voy a pasar como una enana. Y Moore es uno de ellos.

lunes, 23 de noviembre de 2020

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

 

Título: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

Autor: Laura Norton

Editorial: Espasa, 2014

Encuadernación: Rústica

ISBN: 9788467041583

Páginas: 352

 


 Voy a ser breve. No me ha gustado nada.

 Normalmente suelo huir de los libros con los que todo el mundo se parte de risa… porque no suelo correr la misma suerte (ya he dicho más veces por aquí que con el humor soy un poco peculiar).

Pero es que no puede ser más predecible en absolutamente todo. O sea, ¿hay alguien de verdad a quien le haya pillado de sorpresa el final? ¿En serio?

Chica pillada por chico del instituto, parece correspondida pero-en-realidad-no-pero-hay-dudas, se reencuentran años más tarde, cuando ella casualmente está regular con su novio y, ¡oh!, parece que sigue sintiendo algo por él, oh-vaya, qué sorpresa.

¿Más tópicos? Por supuesto. La chica-pillada-por es diseñadora de complementos, con más bien cero éxito, pero tiene una hermana modelo, que por supuesto es un pivón y tiene todo el éxito suyo más el de la prota; además su mejor amigo es un diseñador gay en auge y por supuesto quiere darla el empujón.

A todo esto, añadirle una serie de sucesos de lo más variopinto y plumas; que sí, que es una novela entretenida, pero que no.

 

Mira que soy fan de las novelas piscineras y de los libros ameba, que siempre los defiendo porque de vez en cuando apetece alguno y entretienen y cumplen su cometido, pero ostras… no sé. Es que estaba deseando acabarlo.

Y ojo, no ha sido de esas veces en que vas con unas expectativas por las nubes, ya sabía a lo que iba y sabía el tipo de libro que era. Pero pensaba que me iba a encontrar otra cosa con un mínimo –muy mínimo- de chichita, la verdad.

 

No entiendo las críticas que lo ponen de historia súper original, porque vale que el humor es muy personal, pero es que es la novela de los tópicos mal.

Que no es mi libro, vaya.

Tampoco entiendo del todo el título… creo que no viene a cuento con ninguno de los sucesos que salen en la novela, y si viene, por favor, soy toda ojos, que alguien me ilumine.

Ah bueno, y tiene adaptación. Y ahí lo dejo. Y también una continuación a la que no tengo planeado acercarme.

jueves, 19 de noviembre de 2020

Las abejas reina

 Título: Las abejas reina

Autor: Gill Hornby

Título original: The Hive

Editorial: Planeta, 2013

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 9788408119623

Páginas: 384

 


Creo que no es nuevo el hecho de que elija mis lecturas de manera súper aleatoria, bien porque me llame la atención el título o portada, bien porque se cruce de repente; hace tiempo dejé de leer las sinopsis, no me gusta que me destripen la historia porque sí.

Esta la elegí porque tenía pinta de lectura fresca y veraniega (lo empecé a leer en agosto).

Al buscar algo de información sobre la autora, la vendían como que era la súper bomba, con un humor inglés tremendo, siendo digna hermana del buen autor que es Nick Hornby.

Bien, no he encontrado nada de esto.

 

Para empezar, las historias de grupos de mamás guays que pertenecen al comité del colegio y son todas fabulosas y veneran a la arpía del grupo, recogen a sus críos por turnos y organizan cenas y cafés y van a sacar a los perros de chupipandi… es que no puedo con esto, este tipo de personajes me dan una pereza increíble.

Como el rollo inglés en general me gusta mucho (adoro el cine y la literatura ingleses, también su humor peculiar), me animé a seguir.

La historia transcurre durante todo un curso académico, con sus reuniones del comité escolar, los típicos mercadillos para recaudar fondos con subastas y todo eso.

No me enganchaba, busqué información en un foro donde participo y decían que la novela mejoraba considerablemente tras un arranque bastante lento, así que en la página 60 –aproximadamente- lo aparqué y lo dejé estar unos días.

Aunque al final me ha acabado entreteniendo, decir que mejora hacia la página 190 creo que no le ayuda especialmente. Y que tener la sensación constante de que no pasa nada de nada, salvo que la Bea esta es una gilipollas, tampoco le echa un cable.

Si bien tiene personajes que merecen la pena –Georgie es GENIAL-, sí tiene otros (¿todos los demás?) que es que son sota, caballo y rey, tan de manual que los ves venir a kilómetros… y eso no siempre me gusta. Y menos cuando parece que “se dejan ver” tan adelantada la lectura, siendo los que protagonizan la misma.

Esta no es de esas ocasiones en las que un libro es lento o le cuesta arrancar, pero acaba siendo una lectura que merezca la pena una vez finalizada. Es soso hasta decir basta, ni humor ni leches.

Es una peli chorra de sobremesa de Telecinco… y entre uno y otro, la peli se acaba antes.

lunes, 16 de noviembre de 2020

El estudiante de Salamanca

 

Título: El estudiante de Salamanca

Autor: José de Espronceda

Editorial: Cátedra, 2005

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 9788437600109

Páginas: 128

 




Este es de esos títulos que leí en el instituto y me apetecía releer.

La verdad es que tuve una temporada, durante esa época, en que me dio por leer clásicos de este tipo aunque no fueran los obligatorios que tocaban. El caso es que tenía buen recuerdo y lo dicho, me lancé de nuevo.

Una obra de, más o menos, mediados del 1800 y que desde luego es un clasicazo por méritos propios.

Tenemos una historia muy del rollo de Don Juan Tenorio (otro de mis libros favoritos), con la que comparte muchos detalles, tales como el carácter mujeriego y cabroncete del protagonista, el momento espectro –que es sin duda mi parte favorita-, los sucesos con la “enamorada” –que no voy a destripar, pero quien haya leído alguna de las dos novelas, sabrá a qué me refiero-.

Sin embargo, aquí le da una vueltita y además mezcla poesía con teatro, saltando de un género a otro sin resultar molesto ni sacar al lector de la historia.

Si bien entiendo que son dos géneros que gustan más bien a minorías, y queee síii, que el teatro mola más verlo, debo decir que no se hace una obra en absoluto pesada y tampoco cuesta seguirle el hilo, ya que su lenguaje no es para nada enrevesado aunque se trate de narración mediante versos.

La obra consta de cuatro partes, siendo una de ellas más bien un prólogo y desarrollándose poco a poco a medida que avanzamos, pasando por la visión de Elvira, “ella”, el regodeo de machirulo de Félix, “él” y acabando con lo que viene a ser la acción que finalmente hila con la primera parte.

Personalmente me encanta cómo está escrito y contado, dejando al lector momentos de todo tipo, cargados de romanticismo y con momentazos de drama muy potentes; me resulta súper entretenido y desde luego se lee del tirón, cuando lo leí con trece o catorce años me enamoró y ahora, veinte años más tarde, ha vuelto a hacerlo.

Creo que es una muy buena opción para adentrarse en los clásicos y, lo dicho, enamorarse de ellos.


sábado, 14 de noviembre de 2020

Feliz Cumpleblog por aquí!

 


Pues hace justo DIEZ AÑOS (¿hola?, me sigue pareciendo una pasada) me animé a abrir un blog literario... yo, que ni tenía ni tengo conocimientos de informática más allá de usar el Word, pero que por otro lado tenía un moooontón de reseñas escritas, por aquello de guardar las lecturas que iba haciendo.

Recuerdo perfectamente que fue visitando el espacio de Narayani cuando pensé "joder, pues podría hacer yo uno de estos" (sí, hablo fatal).

Y luego vino el, "venga, ¿y qué nombre me pongo?". Os diré que tiré de buscador de Google para hacerme idea de cómo iba el mundillo bloguero, en general, y en uno de esos listados de recomendaciones varias para novatos/dummies, ponían el ejemplo de usar nombres de canciones para nombrar nuestros blogs. Y pensé en canciones que me gustan (una barbaridad de ellas)... y me moló cómo sonaba "Loca por incordiaR" (la canción es "Loco por incordiar", un temazo que me encanta de Rosendo... aunque curiosamente no es, ni por asomo, de mis cantantes favoritos).


Total, que ahí me vi, con el blog creado, tirando de plantillas googlenses, con mi torpeza máxima (que aún hoy continúa tal cual) y mis reseñas de lecturas varias. 

Porque si hay algo que, creo, pueda caracterizar este espacio es que -aunque leo de todo- muy rara vez traigo novedades, ya que suelen llamarme lecturas de géneros muy distintos a los que suelo encontrar por la blogosfera normalmente.

Y sí, también los chorrocientos Retos literarios a los que me apunto desde hace algunos años... Lo cierto es que soy extremadamente aleatoria a la hora de elegir lecturas, simplemente me llama un libro y ya (y suelo leer al menos seis a la vez), es muy raro que busque "un libro para el hueco que me falta", pero me parece divertido y entretenido  =)


En fin, que no pensaba ni de coña llegar a diez años por aquí, compartiendo lecturas con gente maja que engorda mi lista de pendientes de manera cruel y despiadada.

Graaaacias por seguirme y quedaros por aquí, por comentar las entradas (aunque yo tarde mil en comentar las vuestras, soy un desastre para ponerme al día), participar en las iniciativas y sobretodo por compartir esta afición tan tan bonita.

Gracias también a las editoriales y autores que me han enviado y envían ejemplares, aunque tarde en reseñarlos  U.U


Y, acabo con la primera reseña que colgué por aquí... que es de un librazo y una de mis pelis favoritas: AQUI (spoiler: ¡inconcebible!) y esto no podría haber dado comienzo con otra historia.

¡¡Que sigamos compartiendo muchas más lecturas!!


¡GRACIAS!


martes, 10 de noviembre de 2020

El hombre en el castillo

 

Título: El hombre en el castillo

Autor: Philip K. Dick

Título original: The man in the High Castle

Editorial: Minotauro, 2005

Encuadernación: Rústica

ISBN: 9788445075616

Páginas: 232

 

 


Hacía mucho que no leía al autor y me lancé a por esta propuesta que nos dejó a primeros de los 60, con la que ganó el Hugo en el 63 y que, desde luego, da que pensar.

La premisa es sencilla: ¿qué habría pasado si Alemania hubiese ganado la Segunda Guerra Mundial?

Quince años después de que los del Eje (Alemania, Italia, Japón) hayan vencido en la Guerra, lo que era EEUU se encuentra dividido en tres partes, estando en una costa los alemanes, en la costa contraria los japoneses y quedando en el centro los estados autónomos.

Con esta premisa tan tremendamente interesante, nos van dejando una serie de personajes totalmente diferentes, cada uno con sus ideales, sus misiones, sus formas de vida y de salir adelante. Y por supuesto, el I Ching.

Es por esto que se nos dan varios escenarios, saltando de un bando a otro, pasando por espías y humildes trabajadores que no se enteran de nada, haciendo de la novela una lectura súper diferente.

Sí, es una historia que ya hemos visto otras veces, pero recordemos que ésta en concreto se publica en 1962, definiendo así muchas otras obras literarias.

En contra a otros libros que he leído del autor (aunque no he leído muchísimo), no es una ciencia-ficción enrevesada ni resulta difícil adentrarse en la obra, de hecho creo que es muy buena opción para conocer tanto al autor como al género.

Me ha sorprendido mucho en ese aspecto.

Para terminar, decir que me parece súper curioso que este libro se haya tachado de pro-nazi, cuando es un claro “what if” sin más ni más… y cuando en ningún momento hace apología, ni nada parecido, a este movimiento. Cosas pasan.

Y por supuesto, recomendadísimo.


Hay una serie de televisión homónima, de 2015, que consta de cuatro temporadas.


miércoles, 14 de octubre de 2020

Después del bosque

 

Título: Después del bosque

Autor: Kim Savage

Título original: After the Woods

Editorial: Hidra, 2016

Encuadernación: Rústica

ISBN: 9788416387335

Páginas: 352

 


Este es uno de esos libros que ficho porque de entrada me llama la atención la portada… y ojo, que en esta ocasión ha sido todo un acierto, pues lo que menos me esperaba es un thriller psicológico de este palo.

Si bien es cierto que no suelo leer las sinopsis ni buscar información del libro en cuestión cuando se me presenta, como en este caso, suelo tener suerte al guiarme por la intuición, ya que en la mayoría de los casos la experiencia es positiva (también me como algún ladrillo, obviamente).

La historia parte de la premisa de un secuestro. Dos amigas adolescentes salen a correr al bosque y una de ellas, Liv, es atacada por un desconocido; Julia no se lo piensa dos veces y se lanza a ayudar a su amiga, haciendo así que esta pueda huir… sin embargo para ella misma hace que comience la pesadilla.

Un año después, Liv hace vida normal acompañada de una soberbia estupenda, mientras que Julia convive con importantes secuelas psicológicas, y es que aunque consigue escapar del secuestrador, pasa un día entero desaparecida en el bosque… y la historia es que no recuerda nada.

Así, vamos avanzando a lo largo de la narración intentando comprender a Liv y empatizando casi sin querer con Julia, que hace vida como buenamente puede entre psicólogos  flashbacks de lo sucedido que nos van dando pistas sobre qué ocurrió en realidad.

Hacía un montón que no me enganchaba tanto leyendo, aunque todo sea realmente confuso, nos van dando información en su justa medida y cada cierto tiempo, lo que hace que no puedas parar de leer.

Sin embargo, si le tengo que poner un “pero” al libro, es el desarrollo del final; sí me hubiera gustado un pelín más extenso, pues de repente se me hizo muy precipitada la explicación de todo e incluso la reacción de Julia no sabría decir si me terminó de convencer. Pero por supuesto esto es mi percepción.

En resumen, es una lectura ágil que mantiene súper bien la tensión, donde sus personajes son completamente creíbles y tanto los diálogos como la narración resultan súper fluidos.

No es una novela súper redonda, por lo mencionado del final, pero sí me ha sorprendido mucho y no dudo en recomendarla.


viernes, 9 de octubre de 2020

Agosto

 

Título: Agosto

Autor: Tracy Letts

Título original: August. Osage Country

Editorial: Debolsillo, 2014

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 9788466328043

Páginas: 192

 


Tenía muchas ganas de leer esta novela por varias razones, la primera es que tengo ganazas de ver la peli y soy una manías. No siempre espero, sí es cierto, pero si puedo hacerlo –y con la cantidad de pelis que hay por ver-, lo hago.

La segunda razón es que, como sabréis los que venís por aquí de vez en cuando, me encanta el teatro.

Tenemos la historia de una familia, los Weston, que acaba de perder a su patriarca, así que se reúnen todos en la casa familiar para apoyarse unos a otros y sobretodo a la viuda, Violet.

Bien, como premisa puede parecer muy básica y de por sí no llamar la atención, sin embargo precisamente son estas las que suelen llamarme la atención siempre, siendo a su vez (de momento al cien por cien) aciertos plenos. Y aquí no ha sido distinto.

Tenemos al clan Weston inicialmente unidos por una tragedia, pero como bien es sabido, en todas las casas cuecen habas y si en la familia de alguien no florecen de vez en cuando trifulcas, por chorras que sean, suerte (¡y mentira!).

Así, somos asistentes casi a tiempo real a un cúmulo de trapos sucios que van saliendo poco a poco, primero con timidez y después en estampida, con absolutamente toda la familia como protagonista, cada uno a su forma y en su momento.

¿Quién dijo chicha?

Llamadlo vena cotilla si queréis, pero estas tramas siempre me resultan súper interesantes y no menos divertidas, además la forma en que se trata aquí me ha parecido una genialidad.

Una historia que te bebes, porque engancha, porque es súper dinámica, porque los personajes son la bomba… todos y cada uno de ellos tiene carisma a su manera; porque está plagada de humor negro y cinismo y eso le viene fenomenal. Y porque es perfecta para una tarde o mañana de lectura.

Leedla. Desde luego ha sido una de mis lecturas del año.

Finalizo diciendo que ha sido Premio Pulitzer de Teatro en 2008.

miércoles, 7 de octubre de 2020

Loca por leeR (7)

 

Traigo de nuevo esta iniciativa que hace mucho que no rescato por aquí... y mi idea es traerla de vez en cuando, pero soy un desastre  =)


Se trata de un híbrido entre club de lectura y lectura conjunta, además de la excusa perfecta para quitarme libros pendientes de hace mil años.

El tiempo para leerlo: mes y medio aproximadamente.

En esta ocasión toca...


Mi planta de naranja lima, de José Mauro de Vasconcelos

193 pags.

Llevo con él pendiente... la vida, no sé las veces que me lo han podido recomendar y no veo la hora, así que si me lo pongo como "obligatorio" (y teniendo en cuenta que sigo con la premisa de quitarme lecturas pendientes de casa y no comprar, salvo que sea estrictamente necesario) pues pondré remedio a esto  =)

No es que me apetezca especialmente mucho dramita ahora, pero lo dicho, estoy quitándome lecturas pendientes.



Quien quiera participar* (y/o compartir, que siempre se agradece la difusión) bienvenid@ sea!


*La idea para quien quiera hacerlo, es hacer una reseña (si se tiene blog y demás) o comentar en redes usando el hashtag  #locaporleer

martes, 6 de octubre de 2020

El montacargas

 

Título: El montacargas

Autor: Frédéric Dard

Título original: Le monte-charge

Editorial: Siruela, 2109

Encuadernación: Rústica

ISBN: 9788417624330

Páginas: 148

 


 

Hoy, un clásico de género y lo que viene a ser una gran-pequeña-novela-negra.

No sé si alguien se acuerda de unos tomos encuadernados en negro, de hace mil años, titulados “Círculo del Crimen”, donde venían recopiladas novelas clásicas de temática misterio, suspense, policial, y además estaban acompañadas de ilustraciones rollo cómic. Es en una de estas donde di con la obra que traigo hoy y que me llamó la atención.

Decir que es una historia aparentemente sencilla, fue publicada a principios de los 60 y tuvo un éxito tremendo (merecido), de hecho fue adaptada al cine muy poco tiempo después… y es que es súper peliculera, dando muy buen resultado también como lectura.

Estamos en Nochebuena, en París, nuestro protagonista acaba de salir de la cárcel y vaga un poco sin rumbo por la ciudad, tranquilo y mientras piensa en sus cosas y en que tiene que ir a su apartamento, ahora vacío tras la muerte de su madre; sin embargo no lleva especial prisa.

Decide entrar a un restaurante, donde conoce a una mujer que está con una niña pequeña. Por supuesto, es una mujer súper atractiva y blablabla. El caso es que acaba acompañándolas a su casa… un piso sobre una vieja imprenta, al que hay que acceder por un montacargas de regular funcionamiento.

Y aquí empiezan los giritos.

Me gusta porque la narración va avanzando poco a poco, sin prisa pero sin pausa, que se dice, y vamos viviendo los acontecimientos a la vez que nuestro protagonista, por lo que es fácil que te pillen de sorpresa ciertos hechos, muy bien elucubrados y que en alguna ocasión aparecen de manera tan inesperada como un bofetón que no ves venir. Y es brutal.

Es una novela que leí del tirón, es bastante cortita, pero como digo resulta súper fluida y agradable, engancha sin darte cuenta y cuando llegas al centro de la espiral, no puedes más que llegar al final.

No me esperaba en absoluto ese desenlace, ni tampoco esperaba que me gustara tanto; no es una historia con altibajos, pero sí tiene escenas de tensión bastante majas.

Si tenéis oportunidad, echarle un ojo, no defrauda.


domingo, 4 de octubre de 2020

Club de Lectura Sopa de Libros (8)

 

Vengo con otra entrada del Club de Lectura de Sopa de Libros  =)

Bien, como expliqué en su día, se trata de un club de lectura que llevamos en facebook y que aprovecho para invitaros a seguir, al igual que la web (que es básicamente para votar y recomendar lecturas)  =)

Hasta entonces lo habíamos estado haciendo bimensual, pero probamos a ver qué tal resultaba hacerlo cada mes, ya que hay mucha gente en el grupo y queríamso dar opciones a más participación... Así que la idea es sacar las dos opciones más votadas, para dar cabida a que más gente participase, bien leyendo ambos, bien el que más les llamase.

Andamos probando dinámicas  =)

Vamos con los dos elegidos este mes de octubre:


Cumbres Borrascosas, de Emily Brönte

416 pags

Un clasicazo y uno de mis libros favoritos, no digo más.


La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón

565 pags

Este es uno de mis eternos pendientes... aunque creo que todavía no participaré en la lectura y lo dejaré para más adelante. Hace relativamente poco que he leído Marina y casi todas las opiniones coinciden en que guarda cierto parecido.


Igualmente, os animo a participar si queréis en el Club de Lectura en facebook  =)


viernes, 2 de octubre de 2020

3er Balance Trimestral del Blog

 Y toca Balance!

Con este, vamos al último trimestre del año!



Empiezo con los Retos y Desafíos literarios de este año:

Reto ¡A por los Clásicos!
Leídos 9 de 15.
Creo que no voy mal... a ver si lo acabo!

Reto FanCiTer
Leídos 14 de 20.
A este espero darle un empujoncillo más, que me quedan poquitos.

Reto Yo leo manga
Leídos 15 de 20.
Este confío acabarlo  =)

Reto 15 Autoras
Leídos 15 de 15.
Superado!!

Reto ¡Fuera pendientes!
Leídos 8 de 15.
No está nada mal... este me parece particularmente complicado  =)

Reto Sopa de Libros 2020
Leídos 25 de 30.
No está nada mal!!

Reto 25 Españoles
Leídos 8 de 25.
Este lo llevo fatality este año  U.U

Reto Genérico
Leídos 34 de 40.
Tampoco lo llevo mal, a ver si lo termino!

Reto Leemos España de provincia a provincia
Leídos 8.
Ganando todavía Barcelona...

Reto Autores de la A a la Z
Leídos 19 de 29.
Este no lo llevo nada mal, para como lo suelo llevar todos los años  xD

Reto Nos gustan los clásicos
Leídos 7 de 7.
Hechoooo! 
Me faltan las reseñas, que tengo que ponerme las pilas con ellas!
Nivel 1, 2 y 3 hechos! Ahora me falta rebuscar...


En cuanto a iniciativas del blog:

Iniciativa Leemos... Autoras
Leídos 21 de 24.
Este lo llevo guachi!! Pero tengo que rebuscar los tres que me quedan.

Iniciativa Loca por Leer.
Leídos:
El Señor de las Moscas
Estudio en Escarlata

De momento, contando novelas, cómic y manga, llevo leídos: 74


Y hasta aquí el tercer Balance!
Vosotros, qué tal lo lleváis?

domingo, 20 de septiembre de 2020

Club de Lectura Sopa de Libros (7)

 

Vengo con otra entrada del Club de Lectura de Sopa de Libros  =)

Bien, como expliqué en su día, se trata de un club de lectura que llevamos en facebook y que aprovecho para invitaros a seguir, al igual que la web (que es básicamente para votar y recomendar lecturas)  =)

Hasta entonces lo habíamos estado haciendo bimensual, pero probamos a ver qué tal resultaba hacerlo cada mes, ya que hay mucha gente en el grupo y queríamso dar opciones a más participación... Así que la idea es sacar las dos opciones más votadas, para dar cabida a que más gente participase, bien leyendo ambos, bien el que más les llamase.

Andamos probando dinámicas  =)

Vamos con los dos elegidos este mes de septiembre:


No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, de Laura Norton

332 pags.

Narrativa con toques románticos... y supuestamente humor.

Lo tengo pendiente de reseñar, tenía pinta de libro piscinero sin más y así es.


Tierra, de Eloy Moreno

544 pags.

Está gustando mucho a todo el mundo y, junto con Invisible, es de los que mejores críticas está teniendo; además que el tema que trata (redes sociales) está bastante en auge.


Os invito a participar, de nuevo, si os animáis  =)

domingo, 13 de septiembre de 2020

La sal de la vida

 

Título: La sal de la vida

Autor: Anna Gavalda

Título original: L’Échapée belle

Editorial: Seix Barral, 2010

Encuadernación: Rústica

ISBN: 9788432228667

Páginas: 157

 


 

Gavalda es una escritora de la que he leído poco, pero me encanta su forma de narrar y contar historias, por nimias que sean.

 

En esta, tenemos a tres hermanos que se encuentran en una boda; en un momento dado y con un tremendo aburrimiento a sus espaldas, deciden largarse de ahí e ir en busca de su hermano pequeño, que ha pasado de ir al evento.

Deciden irse a pasar el día los cuatro juntos, sin dar ningún tipo de explicación a familias ni a nadie y sin ni siquiera cambiarse de ropa.

 

Si bien puedo decir que “no pasa nada más que esto”, para mí fue una lectura llena de matices y detalles, sin ser la típica historia de corte intimista, pero sí me resultó bastante cercana con personajes bien construidos que nos dejan acompañarles en sus pensamientos y recuerdos durante esa escapada y reencuentro.

Me encanta cómo nos hace partícipes de esa cercanía y esa relación especial entre hermanos, esa añoranza a tiempos pasados, a la niñez e incluso a la adolescencia que está llena de vivencias familiares, pudiendo sentirnos fácilmente identificados con esa conexión que baña la novela.

 

Manteniéndose en su estilo narrativo, la autora nos regala diálogos fluidos y dinámicos, además de momentazos como los del CD en el coche, que no pude más que adorar mientras mi memoria volaba años atrás hacia anécdotas muy similares. Me arrancó una sonrisa melancólica. Me encantó.

 

Una vez más, Gavalda me ha conquistado, de manera inesperada, con una historia súper sencilla pero con una atmósfera que me ha resultado súper especial sin necesidad de narrar acontecimientos enrevesados ni de gran carga dramática. Perfecta para leer en una tarde.


sábado, 22 de agosto de 2020

Poseída

 

Título: Poseída

Autor: Frank Caudett

Título original: Possessed

Editorial: Forum, 1985

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 9788475981543

Páginas: 91

 

 

He comentado muchas veces que el terror es un género que me encanta, tanto en cine como en literatura… y por alguna extraña razón, siento predilección por estas novelitas de hace mil, por mucho que prometan poco más que una historia regulera.

 

Como amante de la serie B, me tiré de cabeza a por él, cuál fue mi sorpresa al ver que además trataba sobre brujería (en cierto modo).

La premisa es clara y sencilla, una mujer es acusada de brujería en el siglo XVIII y maldice a sus captores desde la pira.

 

Así pues, empezamos en 1785 en un pueblito de Inglaterra, donde vive Vivian con su hija, a la que esconde porque como ha nacido sin ojos, para todos los vecinos está claro que es obra del demonio. Así, sin vaselina.

Obviamente la señora retoza con Satanás, pero aún así decide esconderla hasta que a los diecisiete años, en plena adolescencia, el mismo se le aparece a la chica, que está más que grillada, y le devuelve los ojos a cambio de cochinadas varias. Ojo, que todo esto son las tres primeras páginas, literalmente.

Sí, es oro puro, pero de verdad que con este tipo de historias me lo paso como una enana.

 

La segunda parte del libro transcurre doscientos años después y evidentemente trata esa venganza, que desde luego no tiene desperdicio.

 

Absolutamente todo es súper ochentero, desde la premisa, los personajes, los diálogos hasta determinadas escenas con toques gore muy de la época.

Si bien el final resulta algo atropellado para mi gusto –creo que se podría haber alargado un pelín más-, en general debemos tener en cuenta el tipo de historia que es… y como tal, la he disfrutado y me ha parecido muy entretenida.

 

Eso sí, la recomiendo para echar la tarde o la mañana, si sois fans de este tipo de historias o este tipo de cine.