jueves, 21 de septiembre de 2017

El misterio de la habitación secreta (ETPA 45)


Título: El misterio de la habitación secreta (ETPA 45)
Autor: Ellen Kushner
Título original: Mystery of the secret room
Editorial: Timun Mas, 1988
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788477221715
Páginas: 117


Elige tu propia aventura nº 45.
Finales: 24

No sé si alguien recordará estos libros, en su día de peque me tiraba las horas muertas leyéndolos.
El caso es que me he hecho con unos cuantos para tenerlos en venta en la librería y no he podido evitar sumergirme en alguno de ellos… como antes. Y sí, puedo asegurar que me han enganchado igual.

La particularidad de estos libros es que están contados a tiempo real y en segunda persona, además se te plantea una situación y después se te da a elegir qué quieres hacer, dándote varias opciones… y enviándote a otras páginas adelante y atrás en la lectura -obviamente, no hay que leerlos del tirón porque sería todo un disparate-.

En este caso, la tía Celia se ha ido de viaje, así que te ha tocado quedarte a cargo de su casa. Con todo lo que eso conlleva, pues en una notita, ves que si no llega a partir de tal día, puedes usar la llave con forma de lagarto que da a una habitación secreta.
Allá que vas.
Aquí, das con tres cajas: Pasado, Futuro y Nunca, pero solo se te permite abrir una y ver qué pasa.
Y os aseguro que pasa de todo.

De cada caja sale una historia diferente, de lo más variopinta, pues tenemos desde un niño cavernícola, un paraguas mágico y hasta un grifo (ni Harry Potter ni nada, conocimos qué era eso por estos libros xD ).
El libro mezcla aventuras y fantasía a partes iguales a lo largo de las tres elecciones, mezclando en alguna ocasión unas y otras, dando soluciones bastante rebuscadas y de lo más variopintas, dejando también toques de humor que son bastante acertados en la historia que tocan e incluso algo de ciencia-ficción muy breve. Todo ello con el elemento común, que es la tía.

En general me ha gustado mucho, las historia tiene su punto de originalidad, aún con tópico entremedias y teniendo en cuenta que los personajes no están super desarrollados; está escrita de forma bastante amena, tenemos algo de diálogo y finales que acaban en muerte, en “ni fu ni fa”, alguno agridulce, alguno más épico… hay para todos los gustos.

Si algo tienen estos libros, aparte de sus míticas portadas y las ilustraciones que acompañan la lectura, es que resultan super entretenidos incluso para quien no le gusta leer e independientemente de la edad con que se cojan; sí, son juveniles, pero enganchan igual.

Queda recomendado, es perfecto para una o dos tardes e incluso para momentos en los que no nos centremos demasiado en leer (que a veces pasa).

viernes, 15 de septiembre de 2017

Alba, la reina de las avispas


Título: Alba, la reina de las avispas
Autor: Emma Cohen
Editorial: Difusión Directa Édera, 1986
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: B3510098
Páginas: 96


Este lo leí de casualidad, por una donación que recibí en la librería.
Sabía quién era Emma Cohen (síiii la mítica Gallina Caponata que parece que no ha hecho nada más, pero no es así), pero nunca había leído nada suyo, así que ¿por qué no?

Esta es su segunda obra, un cuento infantil de esos que no es tan tan para niños como aparentan.
Aquí, Alba es una niña que sobrevive al accidente de coche que por otro lado se lleva a sus padres… y todo por culpa de una avispa que se cuela por la ventanilla.
La llevan a casa de su tía Elvira, con la que no tenía mucha relación. Sin embargo vivirá una aventura en toda regla, pues debe despertar al niño durmiente que esconde el jardín colgante de la casona donde ahora vive… y que se encuentra cubierto por un montón de avispas doradas.

La historia se lee en un ratito, además viene acompañada de unas ilustraciones a lápiz super bonitas, de las que no especifica en ningún sitio la autoría.
Personalmente, creo que se va desinflando según avanza, pega un subidón en determinado punto, pero vuelve a caer en picado. Sí es cierto que siendo tan cortito se deja pasar, pero es un pequeño “pero” a la hora de aconsejar a alguien echarle un ojo.

En general me ha parecido bastante curioso, sin embargo está tan a caballo entre infantil y adulto, que no sabría a quién recomendarlo realmente… pues por un lado es muy crudo para un crío y a la vez demasiado de críos para alguien más mayor.
Otro PERO muy grande es el momento Estefanía de Mónaco, que no acabo de entender, y menos en el papel que se supone que juega en la historia.


Me quedo en un “pues no sé si recomendarlo o no”, pero dejando claro que es cuanto menos curioso. Y que no me importaría volver a leer algo de esta mujer.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Cuarto verano en vaqueros


Título: Cuarto verano en vaqueros
Autor: Ann Brashares
Título original: Forever in Blue. The fourth summer of the sisterhood
Editorial: SM, 2007
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 978846751843
Páginas: 368


¡Voy con reseñas ultra atrasadas!
El siglo que consiga ponerme al día con ellas, haré fiesta… además de no creérmelo.

Recuerdo cuando me puse a leer esta saga, me ventilé los cuatro en menos de una semana y no se me hicieron repetitivos en absoluto.

Os pongo en situación con el elemento principal de la trama: cuatro amigas totalmente diferentes entre ellas, unos vaqueros estupendos que les quedan clavados a todas y un verano de por medio… los vaqueros irán viajando de una a otra, con sus cartas correspondientes, lo que nos hará partícipes de las vacaciones de cada chica.
Y sí, hay que leer los anteriores para saber de qué va el rollo.

Estamos en la universidad, cada una de las protagonistas ha tirado por un camino diferente, dependiendo de lo que querían hacer en un futuro, pero evidentemente siguen teniendo contacto. Y dramones de la adolescencia.
Carmen está inmersa en la obra de teatro; Bridget se va a Turquía; Tibby debe superar una crisis con Brian y Lena se encuentra entre dos amores.

La tónica del libro es la misma que ya veníamos leyendo en los anteriores, las chicas tienen sus vivencias, diferentes y más complicadas a medida que han ido creciendo y madurando. La autora hace que pasemos de una historia a otra, con los vaqueros como protagonistas, pues según van enviándose la prenda unas a otras, acompañan con una carta.

Me ha parecido un buen cierre a la saga. Sí es cierto que viendo cómo se ha ido llevando, podría haberla alargado perfectamente… pero lo bueno, si breve, ya se sabe.

Mi personaje favorito sigue siendo Tibby, no se centra en las típicas chorradas de la adolescencia y tiene vivencias y problemas de otro tipo, también porque su situación familiar es diferente.
Bridget también me sigue gustando mucho, aunque no haga más que escoñarse contra la misma piedra… casi como Lena.
Notamos un cambio importante en Carmen, aunque me sigue pareciendo una imbécil y me cae fatal, evoluciona para bien a lo largo de las cuatro historias y quizá me quedo con cómo es en esta cuarta.
Los personajes secundarios tienen protagonismo, de manera diferente, e incluso resultan bastante interesantes.

Se lee bastante rápido, no resulta infantil, aunque no es como otros juveniles que he leído, quizá por determinadas reacciones o pensamientos aquí si me vendría a la cabeza eso de “este libro me pilla ya mayor”, así que diría que es perfecto para esas edades donde no saben qué leer o qué temática. Y si te gusta la juvenil independientemente de tu edad, por supuesto.


Como los anteriores, es un libro que me ha gustado mucho y una tetralogía que recomiendo leer, me gusta bastante cómo escribe la autora… veremos a ver qué tal es en libros autoconclusivos, que tengo alguno pendiente en casa.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Loca por... ¡Ser Librera! (4)


Pues por aquí sigo, con muchos cambios… duros, pero para bien.

Como le dije a la chica que me entrevistó (me entrevistaron para el periódico del barrio y fue un auténtico exitazo), uno de los problemas fundamentales con los que me había topado, por llamarlo de alguna manera, fueron los caseros, que tienen más cara que espalda. Y que ahora son mis excaseros.
El caso es que después de todos los problemas de papeleo que tuve porque no me quisieron echar un cable (literalmente, “no era su problema”), abrí tardísimo por lo mismo y me querían subir un pastón el alquiler, tras cinco meses funcionando.


Así que llegó la hora de buscar otro sitio y cambiar.
Y el cambio ha sido a mucho mejor.

Estoy en un sitio el doble de grande y al ladito del otro. Y el caso es que me ha venido bastante bien, ya que los clubes de lectura muchas veces se me quedaban algo cortos de espacio (en el último, vino Noelia Amarillo, me quedé sin tazas para cafés y tés, fue un locurón), con las partidas de rol me pasaba igual.
En este tengo dos pisos… y planteamiento de hacerme con un proyector para realizar cineforums de vez en cuando.




Una de las cosas que más pereza me daba, aparte de la mudanza y volver a empezar de casi-cero en cuanto a la tienda, era volver a tener que explicar a todo el mundo el tipo de negocio que regento.
¿Por qué es tan complicado entender qué es una librería de segunda mano? El noventa por ciento de la gente a la que se lo digo, automáticamente da por hecho que es una biblioteca… las primeras veces me llevaba las manos a la cabeza; ahora me da que pensar.
Vale que la gente en general no es muy lectora (ojo, que no me fío de encuestas, por norma general dan bastante pena y no sé por qué, pero no me parecen del todo fiables), pero de ahí a que en el momento que les mencionas lo de “segunda mano”, algo les hace “click” en el cerebro y del tirón van al préstamo y/o alquiler de libros. Lo mejor es que les dices que no eres una biblioteca y muchos de ellos se indignan. Otros lo entienden a la primera. Y otros te lo preguntan hasta tres veces con distintas palabras -por si cuela, supongo-.

Los hay que te ponen precio directamente (sí, como lo digo), porque según ellos -y esto es casi unánime- las librerías de segunda mano de ahora tienen todo a dos euros. Y los dos con cincuenta ya rascan.
Ojo, no es una crítica a las cadenas low cost de los últimos años, es más, soy super fan y aún teniendo mi propia librería, sigo siendo consumidora y no puedo evitar ir a rebuscar qué joyas me encuentro. Soy una yonqui, lo sé.
Me llama la atención la gente que da por hecho que ya todo es así. Eso sí, lo del momento regateo de precios ya es otro cantar.
“Y si me llevo varios, ¿me haces rebaja?”. “Si me llevo toda la colección de estos que están a dos euros, ¿me regalarás alguno, no?”. “Cuatro euros me parece mucho, ¿me lo bajarías?”…
Pero bueno, ¿qué soy, la frutera?

El día a día… y lo de si vendo cojines ya dejaron de preguntármelo, aunque todavía queda por estrenarlos en el nuevo local; temiendo estoy.
Una amiga se ríe mucho con mis anécdotas, de hecho más de una me ha dicho que me contente, que eso es que tengo buen gusto para la decoración: me preguntaron por unas lámparas de pie y el momento de la señora queriéndose llevar un mini-Papá Noel y un arbolito de Navidad ya fue el acabose. Sobretodo porque les dije que no estaban en venta y me ofrecían pasta por ellos (y puedo asegurar que el árbol es una mierda).

La verdad es que me lo paso bastante bien, quitando un par de acosadores que tengo (uno me regala plumas de colores y otro me pinta cuadros y escribe poemas, también me ha grabado algún cd)… por norma general es un trabajo bastante tranquilo y, como lectora que soy, me encanta estar entre libros, ordenarlos y demás. Mucha de la gente que viene pregunta mucho, se deja aconsejar e incluso se pierde en una charla de literatura que siempre gusta.
Más de vez en cuando de lo que me gustaría, también me piden barbaridades, tales como “El Lazarillo, escrito por el Quijote”. Con dos cojones. Ese día casi me arranco las orejas.
Quizá en otra entrada me anime a contar estas cosas, son para reírse por no llorar… aunque no puedo negar que son muy divertidas, los que tenga por Facebook y lean mi muro de vez en cuando, sabrán de lo que hablo.

Me quedo con la anécdota de un chico que vino porque había leído el nombre de la librería y se puso a investigar por su cuenta de dónde venía. Estuve hablando largo y tendido con él sobre Mundodisco, me pidió que le aconsejara un libro con el que empezar la saga y se lo llevó sin pestañear… para antes de irse, regalarme un “Muchas gracias por descubrirme esta saga, es imposible no querer leerla después de oírte hablar de ella”.

Un gustazo.

martes, 5 de septiembre de 2017

Septiembre: Mes Guerrero


Vamos a ver si me pongo las pilas con la vuelta de verano, que ha sido La Odisea  xD
(y en serio, espero poder seguir pasándome por los blogs como he hecho siempre... hasta que me hice autónoma)

Bien, el caso es que a nuevo mes, nuevo tema elegido por Laky para sus meses temáticos guays (que me encantan).
Setiembre toca guerra!

                              

Así que a reseñar novelitas de tema bélico, en el más amplio sentido... por AQUI podéis informaros y apuntaros.

Mi(s) enlace(s):

- Martina, la rosa número trece. Ángelez López
-


jueves, 31 de agosto de 2017

IMM (74)


In My Mailbox (IMM) fue creado por Alea en su blog Pop Culture Junkie... después lo extendió The Story Siren.
El IMM consiste en poner todos y cada uno de los libros que han llegado a tus manitas en la pasada semana/ mes, ya sean comprados, regalados, prestados, etc.
Por mi parte, haré la entrada el último día de cada mes.

Foto por aquí!





-La sinfonía del tiempo breve, Mattia Signorini
-El verano sin hombres, Siri Hustvedt
-El templo de las mujeres, Vlady Kociancich
-Las puertas templarias, Javier Sierra
-El abrigo verde, Maria Gripe
-La charada del asesino, Paul Harding
-El bosque de los zorros, Arto Paasilinna
-Días de agosto, Manuel Hidalgo
-Unas vacaciones baratas en la miseria de los demás, Julián Rodríguez
-Chesil Beach, Ian McEwan
-La noche del viajero errante, Joan Manuel Gisbert
-Nada que hacer, Juan Madrid

-La perfecta casada, Andrenio


Hay de todo un poco  =)

lunes, 21 de agosto de 2017

El océano al final del camino


Título: El océano al final del camino
Autor: Neil Gaiman
Título original: The ocean at the end of the lane
Editorial: Roca, 2013
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788499186573
Páginas: 240

Gaiman es un autor que siempre me ha gustado mucho, hacía tiempo que no le leía, así que me vino genial que me lo prestara mi prima después de leérselo (estoy inculcándole buenos autores, cutlurizando a una friki más que en potencia).

En esta ocasión, tenemos una historia aparentemente realista, que poco a poco va adentrándose en una trama más fantástica y puramente Gaiman de lo que inicialmente parecía.
Su protagonista (de nombre desconocido), regresa al sitio donde se crió para asistir a un funeral, rememorando su infancia en compañía de Lettie, la pequeña de las Hempstock; y es a dicha granja a donde se dirige tras vagar sin saber dónde ir con sus pensamientos.
En este lugar todavía se encuentra el océano de Lettie, de once añitos, un pequeño estanque donde jugaban de niños, cuando el chico tenía siete años y ella decía venir de ahí. Y es aquí donde le llevan sus recuerdos.

Nos sumergimos en el océano y en esta historia de fantasía donde el detonante es un suicidio de alguien ajeno-pero-no-tanto, donde los problemas económicos están a la orden del día y una pregunta queda en el aire haciéndonos pensar: “Lettie, ¿cuánto hace que tienes once años?”.
Las mujeres Hempstock -porque no hay hombres en la familia, todos han desaparecido- son personas muy agradables, a la vez que bastante peculiares, con ciertos “poderes” que no se denominan como tal en ningún momento, pero se sabe que están ahí. Cuando nuestro prota se emperra en ayudar a Lettie en una búsqueda, acaba soltando su mano y trayendo a una “pulga” a nuestro mundo.
Y se lía parda.

Así, con mil recuerdos acompañados de entornos familiares dudosos de lo más variados y envueltos en nostalgia, seguimos nadando en este océano con la prosa tan típica del autor, con alguna pincelada científica e incluso algún toque de terror muy bien conseguido, dejando una historia que va de menos a más sin que le sobre ni una palabra, con diálogos que le dan mucho dinamismo a la lectura, a la vez que Gaiman nos deja escenas de tensión que cortan la respiración.

Una novela que me ha gustado mucho, con buenísimos personajes, engancha desde el principio y tiene una portada preciosa que llama la atención desde el primer momento, donde la bonita magia de la infancia avanza rellenando sus páginas.

Creo que es perfecta para empezar a conocer y leer al autor.


domingo, 13 de agosto de 2017

El muerto enfermo de amor


Título: El muerto enfermo de amor
Autor: Junji Ito
Título original: Itō Junji kessaku-shū 4 Shibito no Koiwazurai
Editorial: ECC, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788416746286
Páginas: 248




Vuelvo con mi querido Junji Ito por estos lares.

Con este hombre no tengo ningún tipo de filtro, así que compraré todo lo que salga, independientemente de lo que sea (aunque con la especie de biografía con su gato me lo estoy pensando).

En esta ocasión, nos deja un planteamiento diferente a la par que chorra… pero como en Japón y Asia en general suelen ser tan peculiares con las costumbres, tipo de fantasmas, etc, pues sin problema, se traga con todo.

                                     

Tenemos una ciudad donde es bastante normal que haya niebla. Sin embargo, no es una niebla cualquiera, si no que es tan sumamente espesa que es difícil ver lo que tienes a más de un metro.
Ryûsuke se traslada de nuevo con sus padres allí, después de haber estado años viviendo fuera, y ya en el tren de camino recuerda una extraña costumbre que había cuando era pequeño: en noches de niebla, chavales y chavalas esperaban en una esquina a que alguien apareciera y les hiciera una predicción, básicamente le hacían una pregunta al afortunado desconocido y éste tenía que contestar por intuición, aburrimiento o amabilidad. Y ¡hola, predicción callejera!


El caso es que vuelve a estar de moda.

El chico se reencuentra con antiguos amigos de parvulario y conoce gente nueva, teniendo mucho éxito entre las chicas, pues ya se sabe, la chicha nueva en un sitio pequeño es lo que tiene.
Desde hace relativamente poco, están empezando a sucederse violentas muertes con un nexo en común: un chico guapetón que aparece en las noches de niebla y curiosamente les hace una predicción negativa a los que se cruzan con él… para palmar después.

Es una historia que se lee bastante deprisa, con buena dosis de intriga y escenas grotescas muy típicas de Ito, pues ya sabemos que el dibujo y las expresiones faciales son su puntazo fuerte, ya sólo por eso merece la pena hacerse con alguno de sus tomos.


Si bien este (por cierto, único) no es de los más rocambolescos y podría darse perfectamente en una peli de terror oriental, tiene determinadas partes que resultan impactantes y dan muy buen resultado.


Me ha gustado mucho leerlo, no es ni de los más conocidos ni -para mi gusto- de los más fuertes, pero se hace muy entretenido a la hora de leerlo y adentrarse en la historia.

viernes, 11 de agosto de 2017

Food Wars 1, 2, 3


Título: Food Wars 1, 2, 3
Autor: Yuto Tsukuda
Título original: Shokugeki no Soma
Editorial: Panini, 2016-17
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN 1: 9788490947432
ISBN 2: 9788490947944
ISBN 3: 9788490948071
Páginas: 192



Este manga me lo descubrieron porque me lo regalaron de sorpresa. La verdad es que no tenía ni puñetera idea de qué iba, además me lo describieron como “una especie de Master Chef con humor”.
Mi hermano lo conocía por el anime, que por lo que tengo entendido es un puntazo, así que quizá le eche un ojo más adelante.


Nuestro protagonista es Soma Yukihira, un estudiante de secundaria cuya familia posee un restaurante de barrio, sencillo y pequeñito. El chico sueña con ser un gran cocinero, a ser posible mejor que su padre -que es un crack-… el caso es que de la noche a la mañana, el susodicho decide cerrar el restaurante por una oferta buenísima en otro país, dejando a Soma con un palmo de narices.
Así, mientras su padre mejora más si cabe, tanto en trabajo como en cuanto a reconocimiento, Soma entra en la escuela de cocina más prestigiosa.
Pero no todo es tan fácil como pinta.


El primer tomo es una presentación estupenda y nos deja ver claramente la tónica que va a llevar el manga, en cuanto a trama y personajes, que son de lo más variado.
El dibujo mola mucho, es muy detallado, sobretodo en cuanto a comida se refiere y en general bastante estético.
El segundo tomo ya entra algo más en materia, Soma va a vivir en la residencia de estudiantes, que está al otro lado del campus (que es gigantesco) y conocemos más compañeros de diferentes cursos, aparte de la mujer que está a cargo del edificio: una señora de lo más peculiar que le pone como prueba de admisión realizar un plato… que debe ser de sobras, ya que Soma no tenía ni idea y no ha llevado ningún tipo de alimento (salvo calamar seco, que siempre lo acompaña). Evidentemente, es prueba superada, lo que hace que consiga una habitación y nuevas vivencias con gente de lo más variopinto.
El tercero, con el momento campamento en el hotel de lujo y demás, un puntazo. Realmente es muy Master Chef todo, pero a lo bestia. Además incluye una historia original, publicada en su día en la revista Jump NEXT!


Un punto que me ha encantado y me ha hecho reír un montón, ha sido cada vez que prueban la comida: si está mala, aparece una escena -véase una ducha calentita y relajante- que se rompe abruptamente -véase un puñetazo saliendo del chorro del agua-; por el contrario si está rica, el autor lo representa, literalmente, como un orgasmo culinario, sin llegar a ser nada pornográfico, pero sí con su rollo picantón. Una genialidad.


Es un manga realmente divertido, de una temática nada habitual, lo que le da muchos puntos a favor, ya que sigue resultando super interesante aún tratando de cocina. Y es que, evidentemente, hay sitio para amoríos (aunque de momento en estos dos primeros tomos no están nada claros ni se les da apenas importancia), amiguismos y, por supuesto, batallas culinarias.
Porque en la macro escuela de cocina hay un espacio específico para dichas batallas, que nos dejan momentos super graciosos.


Me ha sorprendido un montón, no pensaba que me fuera a gustar tanto, es un puntazo por la temática… y no es una serie especialmente corta.
Veremos cómo sigue.


martes, 8 de agosto de 2017

Escucha a tus mascotas


Título: Escucha a tus mascotas
Autor: Roger Priddy
Título original: Escolta a les teves mascotes
Editorial: Macmillan, 2012
Encuadernación: Cartoné
ISBN: 9788415430643
Páginas: 10





Este libro me llamó especialmente la atención, ya que es de los más sencillitos, pero con los que más pueden aprender también.

Se trata de un libro para estimular sobretodo a nivel auditivo, pues apretando cada uno de los botones, podemos escuchar el ruido que hace el animal en cuestión.


Son animales fácilmente reconocibles para los críos, ya que son mascotas de toda la vida, que todos hemos tenido o podido tener en casa.


En sus páginas, el niño aprenderá además a leer, contar y distinguir las diferentes mascotas.

Un libro bastante curioso, como digo muy sencillo, pero perfecto para aprender  =)




*Gracias a la editorial por el ejemplar!

lunes, 31 de julio de 2017

IMM (73)


In My Mailbox (IMM) fue creado por Alea en su blog Pop Culture Junkie... después lo extendió The Story Siren.
El IMM consiste en poner todos y cada uno de los libros que han llegado a tus manitas en la pasada semana/ mes, ya sean comprados, regalados, prestados, etc.
Por mi parte, haré la entrada el último día de cada mes.

Fooooto por aquí...





-Los mosaicos de Sarantium, Guy Gavriel Kay
-La posada del tucán, Carlos Mundy
-Nada es lo que parece, Carmen Posadas
-Melocotones helados, Espido Freire
-Nadie te encontrará, Chevy Stevens
-La misteriosa botella de Petrus, Jean-Pierre Alaux
-El cielo de Pekín, Miguel Espigado
-La suerte de Fátima, Joanne y Gerry Dryansky
-La casa de los siete tejados, Nathaniel Hawthorne
-Anastasia, Hans Nogly
-Pepita Jiménez, Juan Valera

-El marino que perdió la Gracia del mar, Yukio Mishima


Bastante variadito y de segunda mano  =)

viernes, 28 de julio de 2017

Bea, una becaria en Marte


Título: Bea, una becaria en Marte
Autor: Carlos Latre
Editorial: Aguilar, 2003
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788403093522
Páginas: 232


No sé si alguien se acuerda del programa Crónicas Marcianas, siempre me ha parecido bastante bueno… al final del todo que era un poco más cotilleo que lo que era al principio, quizá me gustaba menos, pero siempre he sido super fan de Sardà y su espacio.
Aquí se dio a conocer otro crack, Carlos Latre, el hombre de las mil voces que creó su propio personaje: la becaria Bea.

El caso es que llevó este personaje un poco más allá y publicó un libro por boca de la propia Bea. Un personaje al que Latre tiene especial cariño; y no me extraña, es genial.

Sí es cierto que es una lectura más bien para fans, pues se habla bastante del programa y los personajes que aparecen en él, una especie de diario en el que plasma su día a día y sus pensamientos más variopintos… su relación con su jefe (al que adora), con sus compañeros (su odio hacia Rocío Madrid, el cual compartimos, tengo que admitir), su infinita virginidad, nos deja conocer a alguna amiga de fuera del ámbito de trabajo, anécdotas vividas en Crónicas, su fanatismo por Enrique Iglesias. Y todo con su característica forma de ser, tierna y retraída.

Igualmente, es un libro entretenido y bastante divertido, que uno puede leer sin perderse, por mucho que se hable del programa, pues como digo, es más bien un diario de esta creación tan especial.

La verdad es que lo leía y no me costaba nada escuchar la voz de esta becaria contándome la historia, pues queda perfectamente reflejada y reconocible.


Una lectura curiosa y muy amena, que disfruté en su día y que seguro disfrutarán los fans.

martes, 25 de julio de 2017

Tercer verano en vaqueros


Título: Tercer verano en vaqueros
Autor: Ann Brashares
Título original: Girls in pants
Editorial: SM, 2006
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788467508590
Páginas: 352


Tercera entrega de esta saga juvenil que tanto me gustó en su día.

Como en los dos anteriores, tenemos como protagonista principal un pantalón; pero ojo, que no es uno cualquiera, son unos vaqueros aparentemente normales y corrientes… pero que les quedan como un guante a cada una de las cuatro y muy diferentes –mucho- amigas.
Al igual que los dos últimos veranos, todas se los van turnando, enviándoselos con la respectiva carta correspondiente.

Pero este no es un verano cualquiera, es el último antes de ir a la universidad.

Tenemos a Tibby, que sigue para adelante con su sueño de dedicarse al cine, aunque este verano debe cuidar de sus hermanos pequeños; Bridget se reencuentra con su gran amor; Lena decide dedicarse a la pintura; Carmen vive su conflicto familiar con la familia aumentada por el matrimonio de su madre.

Es un libro de corte más maduro que los anteriores, también porque las chicas han crecido y es algo que debe notarse, no siempre sucede esto en las sagas, así que punto para la autora.

Mi personaje odiado sigue siendo Carmen, no puedo con ella, no me gusta su carácter y aparte me resulta super egoísta en general. Una petarda.
Aunque por otro lado, por fin parece madurar un poquito, ya que su situación familiar hace que cambie el chip.

Seguimos siendo partícipes de las vivencias de cada una de las chicas y de nuevo, otro punto fuerte de la autora, se presentan personajes secundarios muy interesantes, para bien y para mal (destaco a la abuela de Lena).

Como los dos anteriores, resulta un libro muy entretenido y realmente ágil de leer, y es que, literalmente, no te das cuenta de lo rápido que avanzas.
Si tuviera que ponerle alguna pega -y que no es tal- es que es una saga y es imprescindible leerla en orden.


Muy recomendable.

lunes, 24 de julio de 2017

Agosto: Mes del Thriller


Pues toca THRILLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER!!! (chaaan chaaan chaaaan!!!)
(sí, es el ritmo que pensáis)

Como viene siendo costumbre, en agosto toca esta temática tan entretenida, que personalmente me gusta bastante.

                                                   

Nos lo trae, como siempre, Laky, que además ha estado de cumple hace nada, así que muchas felicidades de nuevo, señorita!

Se trata de leer y reseñar libros de este género, podéis apuntaros AQUI...
Y por aquí iré dejando enlace(s) a reseña(s) de lo que caiga en mis manitas, a ver qué tal se da.

-
-
-

viernes, 21 de julio de 2017

A quemarropa


Título: A quemarropa
Autor: Richard Stark
Título original: The hunter
Editorial: RBA, 2011
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788490061060
Páginas: 192


Creo que todos nos hicimos esta colección de novela negra que publicó en su día El País (y de otras tantas, cuando sacan colecciones suelen tener títulos muy majos).


Esta está escrita bajo pseudónimo, su autor se llama Donald E. Westlake, autor de guiones, cuentos y unas cuantas novelas; publicó esta a principios de los 60.

Nos presenta a Parker, un ladrón profesional que finiquitaba con éxito sus trabajos siempre en solitario, por peligrosos que fueran, siempre y cuando los beneficios merecieran la pena.
Sin embargo, su mujer y socios deciden traicionarle, llevándose con ellos un gran botín y disparando a Parker a quemarropa. Sin cerciorarse de que estuviera muerto.

Así, estamos ante una historia de venganza pura y dura. Nuestro protagonista, un tío sin escrúpulos realmente inteligente, tira de habilidades y de su falta de moralidad, decidiendo planear al dedillo cómo llevar a cabo su plan, llevándose por delante lo que sea y a quien sea… y si es a unos cuantos, mejor.

Una novela con acción prácticamente desde la primera página, lo que hace que resulte aún más cortito de lo que ya es, pues resulta una lectura super rápida, llena de tensión y escrita de manera bastante directa, yendo al grano sin entretener al lector en descripciones ni diálogos muy enrevesados, con un tono tosco que hace que te metas en situación sin problema y seas partícipe de esta venganza en toda regla.
Porque desde luego se lía parda.

Esta es la primera de una saga de novelas, publicadas bajo pseudónimo, con Parker como protagonista, como antihéroe, cuya tónica es muy similar a la que reseño hoy: novela negra americana pura y dura, con sus tipos con sombrero de ala ancha y mala leche, sus mujeres de dudosa reputación, alcohol, tabaco y tiros.

Muy entretenida, una novela negra para leer en un par de tardes e incluso en una.