martes, 26 de noviembre de 2013

Post Mortem


Título: Post Mortem
Autor: Juan Ignacio Vidal
Editorial: Amarante, 2012
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788494112645
Páginas: 110


No hace mucho, la Editorial Amarante se puso en contacto con una servidora para saber si estaba interesada en reseñar algunos de sus libros (a mi elección, ñam ñam).
En cuanto eché un ojo al catálogo, me llamaron la atención un montón de ellos –qué raro eh!-, pero fue este el primero por el que me decidí, pues tocaba un tema que me encanta: la fotografía post mortem.

Sí, sé que es de raros y todo lo que queráis, pero estas cosas siempre me han llamado mucho la atención… además más de uno de los que se pasen por aquí de manera asidua, o me conozca un poquito, ya sabrá sobre mis gustos peculiares.
Este tipo de práctica, que de hecho se considera un arte, era muy popular en la época victoriana, pleno s. XIX, en Europa y América. Se llevaba acabo con la finalidad de tener un último recuerdo de la persona que acababa de irse, e incluso en ocasiones, de mascotas; así, se dieron retratos de todo tipo –y en personas de todas las edades-, ya fuera sentados, dentro del sarcófago e incluso realizando alguna tarea. Hay algunas realmente impactantes, de hecho las hay muy elegantes.
Sí, sé que suena macabro, pero lo dicho anteriormente.
Una de las características de este tipo de fotografías, es que casi siempre sólo había una única copia (recordemos en qué siglo estamos), realizada en una placa metálica, la cual llevaba el nombre de daguerrotipo.

Bien, esta chapa la considero necesaria, pues sé que hay muchísima gente que desconoce este “arte”. De verdad, merece la pena ver alguna, aparte que se lo curraban un montón y era una tarea realmente trabajosa.

Y es que nuestra protagonista, Lorena, una chavala gótica de Murcia, recibe como regalo de cumpleaños uno de estos, por parte de su novio Saúl. En la imagen, que va cuidadosamente guardada en su cajita, se ve a una mujer con su difunto bebé en brazos.
Ni qué decir tiene que la pareja de universitarios alterna con dicha tribu urbana.

Cuando al volver de fiesta por la noche, Lorena descubre la fotografía en un sitio diferente al que lo había dejado, las cosas dan cierto giro a la novela.
Así, la chica comienza a sentir una presencia en su casa, ni maligna ni de ninguna forma en especial, sólo siente que está ahí con ella. Y eso la pone de los nervios (a quién no).

El muchacho decide ir a ver al anticuario al que compró el daguerrotipo para que le informe sobre su procedencia, pues su novia está bastante asustada.
Es aquí donde viene el giro de 360 grados, que me encantó y me mantuvo aún más enganchada.

Una historia cortita, muy bien contada, que puede llevarse perfectamente a la gran pantalla, pues creo que es bastante visual y da muy buen resultado.
La trama de suspense resulta amena y cercana, aún siendo obviamente macabra, de hecho te la crees en todo momento e incluso la lees del tirón llegando a un final inesperado que, debo decir, me gustó mucho.

No ha podido ser más acertado mi primer acercamiento con la Editorial y el autor, al que no conocía y del que me gustaría volver a leer más adelante.
Muy recomendable.


*Gracias a la Editorial por ofrecerme el ejemplar.


29 comentarios:

Filias Y Fobias dijo...

Buenas noches! Pues no conocía este "arte" aunque sí que me había tropezado con alguna de estas fotos que me daban bastante respeto, la verdad. Ahora quizás las mire de otra forma, aunque de ahí a admirarlo... Va un mundo. La recomendación me la apunto, que no lo conocía.
Un beso.

Bam dijo...

No sabía de el es bueno conocerlo!
Gracias por la reseña!
Besos!

Rebeca dijo...

Pues tú no conocías al autor pero yo es que ni a la editorial, y ya ni te cuento de estas macabras prácticas pero oye, que me has picado el gusanillo, qué cosas. Un beso guapa.

albanta dijo...

Tampoco conocía a la editorial pero creo que este libro no es para mí.

Norah Bennett dijo...

No lo conocía pero me parece truculento e interesante a la vez. No creo que me anime ahora pero nunca se sabe. Besos

Manuela dijo...

La semana pasada se puso en contacto conmigo la editorial y éste me llamó la atención por su tema tan poco común. Aún no les he pedido ninguno porque los plazos tan cortos que dan para reseñar no puedo comprometerme ahora pero tendré en cuenta tu opinión cuando me decida. Besos.

Caminante dijo...

Pues no conocía esa práctica, pero no hay nada mejor que un libro raro!
Tu recomendación me ha parecido bastante atractiva, y más si dices que tiene un giro y un final sorprendentes.
Besos!

Tabuyo dijo...

La verdad es que hay algunas fotos muy chulas. Lo que ya no sé es si serán reales o montajes.

La historia no pinta mal, la tendré en cuenta.

Un beso.

Margari dijo...

Sí, macabra es la historia, pero pinta muy bien. Me has picado la curiosidad.
Besotes!!!

L.I.M dijo...

No me lo puedo creer, que alegría me ha dado leer tu entrada de hoy y ver que por fin conozco a alguien con gustos similares a los míos. Precisamente hace un par de días estuve buscando fotos post mortem en internet tras leer un artículo sobre ellas la mar de interesante. Mi entorno dice que soy rarita porque por ejemplo los cementerios me encantan también. A ver, no es morbo, es que por ejemplo en los cementerios me encanta buscar tumbas y lápidas muy antiguas, y pensar en cómo sería la vida de esa persona, es como que estos sitios, al igual que pasa con estas fotos me despiertan la imaginación. También es cierto que todo lo antiguo y de épocas ya pasadas me llama la atención, siempre que veo una foto en una lápida del siglo pasado o una foto de esas características me pregunto ¿quien le iba a decir a esa persona que vivió en esa época tan distinta a la actual que un siglo después alguien estaría mirando su foto e imaginando su historia? Qué cosas, oiga jaja.
El libro por supuestisimo que me lo llevo apuntadísimo.
Besos!

Pedro (El Búho entre libros) dijo...

No me ha atraído mucho el argumento

Mariuca dijo...

La primera vez que me enteré de esa costumbre de las fotos de los muertos fue en la película "Los otros". El argumento es interesante.
Un saludo.

Tatty dijo...

Un planteamiento diferente aunque resulte un poco macabro pero sí que tiene buena pinta
besos

Narayani dijo...

No me gustan demasiado esas fotos, me dan un yuyu importante pero el libro tiene buena pinta.

No conocía la editorial pero echaré un vistazo a su página que por lo que dices merece la pena.

Besos!

Ana Blasfuemia dijo...

Conocía lo de la fotografía post-mortem, pero me ha agradado leer tus explicaciones :) No obstante, el argumento no termina de convencerme...

Besos!

Yossi Barzilai dijo...

No te creas, aquí un seguidor de a dos metro bajo tierra que más post mortem que eso, además, no sabes lo que aprecio gustos particulares, a veces cansa leer siempre las mismas reseñas ;) Un beso :)

Margaramon dijo...

Estas historias macabras no son para mí, pero me alegro que disfrutaras de la lectura.
Besitos

Meg dijo...

Vaya, pues no pinta mal, me la apunto, yo recibí un ofrecimiento similar, pero creo que fue de otra editorial, pero uno de los requisitos que me ponían no me convenció. Un besote!

Sara dijo...

Yo tampoco conocía esta práctica, y desde luego, la novela pinta muy bien.
Besos:)

Shorby dijo...

Gracias a todos por los comentarios!!! =)

Lo dicho, muy recomendable!

Besotes

Rober dijo...

Anda, pues me ha picado la curiosidad.

Es verdad que lo de la fotografía post-mortem es un buen tema. Poco explotado además en novela, incluso en este tipo de historias con tintes más sobrenaturales. Y hay imágenes bastante tremendas, es cierto.

Me encantan este tipo de temas así que, lo dicho, anotada :)

Gracias por el descubrimiento, Shorby! Besines.

BlackRose dijo...

:O Y yo me consideraba rara porque me gustaban estas cosas jajaja Me lo apunto sin duda, vaya.Un beso =)

Tizire dijo...

Vi bastantes fotos de esas en la carrera y la verdad es que me dan un poco de mal rollo... aunque el libro pinta bastante entretenido. 1beso!

Carax dijo...

Este no me ha llamado mucho, lo dejaré pasar, porque con la cantidad de pendientes que tengo...

besos

esther makeup dijo...

que buena pinta, me encantan este tipo de cuentos entre negro y gótico
Un besote

Azalea Real dijo...

Pues soy como tú: la fotografía post mortem me llama también muchísimo la atención y esta novela, también.

Besos!

Zeno Martín dijo...

Has conseguido despertar mi curiosidad; ya me he dado una vuelta por Internet para ver algunas fotografías del tema. ;-).
La novela pinta bastante bien!!!
Saludoss

MyuMyu dijo...

Si te soy sincera lo de la fotografía post-mortem siempre me ha dado algo de cosilla, aunque estoy familiarizada con ella y hay auténticas obras de arte. No me gustaría tener una ni que me la regalaran, pero la novela me parece muy atractiva. Sin duda, tiene gancho y creo que me haré con ella :D
¡Un beso!

Blanca dijo...

Pues si, algo de macabro tiene, pero hay gustos para todo ;)
Me ha gustado la introducción que has hecho a esta novela.
Y felicidades por esos 3 años compartiendo buenas lecturas.
Un abrazo