jueves, 4 de febrero de 2016

Capuccino


Título: Capuccino
Autor: Wataru Yoshizumi
Título original: Capuccino
Editorial: Planeta, 2015
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788416401185
Páginas: 192


Hoy, mi autora de manga favorita.
Su obra más conocida, Marmalade boy, me tuvo tremendamente enganchada tanto al manga como al anime, allá en mis años mozos. De hecho guardo muy buenos recuerdos porque fue el primero que compré con lo que iba ahorrando (Dragon ball nos lo compraban jajaj así que no cuenta).
Por cierto, lo releeré aprovechando que lo quiero reseñar.

La verdad es que todo lo que he leído de esta mujer, aunque sean muy culebrones, me fascina –a falta de leer algunos, ojo-, así que con este ya imaginaréis lo que voy a opinar.

Tenemos una pareja, Sôsuke y Ari, que decide vivir juntos sin haberse casado, drama, pues en Japón está muy mal visto aún en la época en que estamos. El caso es que sus padres les dan el visto bueno, sobretodo los de la chica, que eran los más reticentes.
Aunque por sus trabajos no se ven todo lo que les gustaría, están felices y enamorados de compartir por fin su propia casa… aunque no como le gustaría a Ari, ya que ella hace casi todo y no se lo dice a Sôsuke por que no se sienta mal. Discrepo, pero en fin.

Se nos tuerce el tema cuando aparece una tercera en discordia, una alumna de Sôsuke que está ultra-mega-enamorada de él y necesita una cita desesperadamente para poder centrarse en sus estudios y aprobar los exámenes. ¡¿Perdona?!
Lo mejor (mentira, es lo peor), es que él acepta por pena… y no le dice nada a su chica.

En fin, la bola de nieve. Un dramón.
Sin embargo me ha ganado del todo –aparte de por ser de quien es- porque no es en absoluto como me lo esperaba y tiene un toque amargo que me ha gustado bastante, siendo una historia diferente.

Personajes muy cuidados, tanto la pareja como los amigos de ambos, otra pareja que también nos hace estar muy pendiente de ellos, y por último la susodicha, ¿se puede ser más pesada?
Se puede.
Y por supuesto, el maravilloso dibujo de la autora, meticuloso y lleno de detalles, que ya me cautivó en su día y hace super reconocible la mano de Yoshizumi.

Una historia que me ha hecho mosquearme mucho –sí, tal cual- y que leí del tirón, y que, como se imaginará después de leerme, queda más que recomendada.


¿Lo mejor? Que sólo es un tomo.

12 comentarios:

Espe dijo...

Me encanta esta autora así que me muero de ganas de leerlo ^^
Un beso y gracias por la reseña.

Nube Cleyra dijo...

Había leído cosas positivas de este manga y de Marmalade Boy ni te cuento, así que tengo que leer los dos ya!
Besos!

Marisa G. dijo...

Ohhh la cubierta me gusta jejeje. Besos

Norah Bennett dijo...

Qué dibujos más monos...pero esa trama con esas cosas que apuntas tan torcidas como que no.
Besos

Ray dijo...

Cuernos a la vista!! La tragedia está a la vuelta de la esquina, jajaja. Me alegro que te haya gustado.

Un beso ;)

Margari dijo...

Se nota que te ha gustado, pero ya sabes que con este género no me animo.
Besotes!!!

albanta dijo...

Ya sabes que no soy de manga.

Carax dijo...

Uy fui muy fan del anime de marmalade boy, la familia crece jajaja
Besos

Narayani dijo...

Tomo nota. A ver si vuelvo a pasar por la biblioteca a buscar algo de este género...

Besos!

Lesincele dijo...

Lo leí el mes pasado y para el poco manga que leo yo, me encantó! pero quiero más jajaja
Un beso!

bibliobulimica dijo...

me lo llevo anotado, y espero encontrarlo porque lo edita Planeta. Esa falta de comunicación se ve que va a ocasionar un dramonón...ayyy...y que bonitos dibujos ehh
un beso,
Ale.

GABY dijo...

Me ha dado mucha risa tu reseña. Si es verdad que estos mangas tienden a ser culebrones pero uno los disfruta de vez en cuando. Lo deja pendiente para leerlo cuando me provoque algo así.