martes, 5 de junio de 2018

Bestiarius 1, 2



Título: Bestiarius 1, 2
Autor: Masasumi Kakizaki
Título original: Toujuushi Bestiarius 1, 2
Editorial: Milky Way, 2015
Encuadernación: Rústica
ISBN 1: 9788494429613
ISBN 2: 9788494456619
Páginas: 200


Hoy, un manga que me recomendaron en la tienda de cómics… gran acierto.

Milky Way es una editorial que se ha ganado mi favoritismo, tiene títulos super diferentes en lo que a género se refiere, saliéndose de lo típico, con una edición super cuidada y mona; y lo mejor, series cortas o de uno o dos tomos –de momento-, idónea elección para los que les da pereza adentrarse en estos mundillos.

Ya de por sí tenemos una historia diferente, pues la ambientación no es la habitual: estamos en el año 85 a. d. C.
Es la época de apogeo de la Antigua Roma, la de los gladiadores… la de los bestiarios. Estos últimos son gladiadores de profesión o prisioneros de guerra forzados a combatir contra bestias de lo más variopinto.

Pues con esta presentación, como digo, tenemos una trama de lo más interesante, además nos deja tintes de fantasía que me han terminado de conquistar, si es que su dibujo no lo había hecho a estas alturas. Cómo me ha gustado, qué bonito y qué cuidado.


El comienzo ya viene fuerte, en el año 70 a. d. C., con una mega batalla entre romanos (o subhumanos) y bestias, nada menos que dragones (con esto ya me tenía en el bolsillo), en la que el moribundo le pide como favor al dragón que le da muerte que le diga a su hijo Finn que murió con orgullo… si es que da con él.
Tenemos unos años más tarde en Roma a un gladiador joven, fuerte y con muchas aptitudes. Justo. Es Finn. Y tiene un maestro muy peculiar.

Por otro lado, otro gladiador en otro punto del mapa –Verona-, que fue criado por minotauros, abatidos en otra lucha que no les tocaba sufrir, donde quedaron huérfanos un niño, Zeno, y su “hermano”: un minotauro.
Si bien el chaval es todo un portento, la bestia es el lado opuesto, más inepto imposible, pero Zeno quiere comprar la libertad de los dos. Estamos en el 58 a. d. C.

                       

El autor va trenzando las diferentes tramas con una maestría increíble, tirando de flashbacks y giros que el lector no espera para nada, de hecho el final del primer tomo me dejó ojiplática.

Desde luego, una pasada de historia, un manga que ha sido todo un descubrimiento y que sin duda recomiendo, aún a falta de leer los otros que quedan de momento.
Además, es de los perfectos para leer si no eres aficionado a este tipo de formato.

7 comentarios:

La Pelipequirroja del Gato Trotero dijo...

Yo solo los compro cuando tengo que regalarles algo a mi cuñado y un amigo, son los dos únicos que conozco que les gusta este género, yo me animo de vez en cuando pero no demasiado...

Besitos.

Sandry dijo...

Holaa
Adoro a Milky way, sus licencias casi siempre son buenísimas.
Este manga en concreto me llama mucho, pronto caerá jaja
Un besito^^

Norah Bennett dijo...

A mí estos libros me llaman mucho visualmente pero con estas historias épicas y mitológicas no me aclaro mucho.
Besos

Tamara López dijo...

Este sí que me lo apunto :)

Narayani dijo...

Me ha gustado lo que has contado. Lo tendré en cuenta... :)

Besos!

Margari dijo...

No termino de animarme con este género, pero si alguna vez lo intento, voy a tener en cuenta éste, que se nota que lo has disfrutado mucho. Y si además lo recomiendas...
Besotes!!!

Mientras Leo dijo...

Cuando termine con T. Ghoul lo miro
Besos