lunes, 20 de julio de 2015

El caballero de la armadura oxidada


Título: El caballero de la armadura oxidada
Autor: Robert Fisher
Título original: The Knight in rusty armour
Editorial: Obelisco, 2006
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788497772303
Páginas: 110


Hoy, un libro que me habían recomendado un montón de veces y del que había leído tan buenas críticas que iba con unas expectativas importantes.
Chasco al canto.


Ya de por si que el rollo autoayuda no me llama mucho la atención (nada de nada), pero me habían insistido en que no lo era… bla bla bla. Mentira, se nota un huevo. Y está lleno de tintes filosóficos que, lo siento, pero no soporto.
Historia de la Filosofía hizo mella en mí en su día, lo sé. Lo llevo fatal.

Bien, el caso es que tenemos a nuestro caballero, que se siente tan cómodo en su armadura y tan fascinado por su brillo que un buen día decide no quitársela, por lo que no puede ponerse en la piel de los demás, ni sentir dolor, ni ver más allá de sus narices ni nada de nada; en definitiva, abrirse al mundo. Así que al final su familia se mosquea y le plantea una especie de ultimátum: o se la quita o adiós muy buenas.
Cuál es su sorpresa cuando descubre que está oxidada y por lo tanto no puede ni comer ni beber, le entorpece de repente para todo (y se da cuenta ahora, oye).

Nuestro caballero parte a los bosques en busca de Merlín para que le ayude como buenamente pueda.
Sin embargo, este no le quita la armadura, si no que le hace currárselo: debe pasar por el Sendero de la Verdad, que le hará llegar primero al Castillo del Silencio, después al Castillo del Conocimiento, finalmente al Castillo de la Voluntad y la Osadía y para terminar, llegar a la Cima de la Verdad.

¿En serio esto no tiene pinta de autoayuda? ¿De verdad?

En fin, sí, enseña cosas, a recapacitar y demás, pero lo siento, no puedo con este tipo de libros.
Aún con las ilustraciones, siendo cortito y demás, me ha costado lo mío avanzar.
Aparte de eso, se ve venir el desenlace de lejos y los tintes humorísticos personalmente no me ha hecho gracia.


No lo recomiendo.

24 comentarios:

Laura dijo...

Pues mejor lo dejo pasar, no? :)
Besos!

Tatty dijo...

Ya de entrada no lo veía para mí y después de ver lo que te ha parecido menos
Besos

rossy dijo...

Opino como tú. Yo lo leí por primera vez hace muchos años y me gustó. Pero no hace tanto, y para el blog, lo volví a leer y ya no me gustó tanto. Se lee en nada, eso sí, pero no me convenció.

bsos!

Norah Bennett dijo...

V aya por dios, no pasa nada, ya vendrán otros mejores. Me lo apunto para no leerlo.
Besotes

Leona Lecturopata dijo...

Me lo regalaron hace muchos años pensando, quien lo hizo, que era literatura fantástica y ¡¡que chascazo!! A mi tampoco me van los sermones :P

Besos!

MaraJss dijo...

Pues vaya chasco. Yo llego a topar con ésa portada y habría pensado en algo de fantasía clásica, con lo que a mí me gusta... Yo aborrezco los libros de autoayuda, incluso los que disimulan mejor que este, rollo Eloy Moreno. No me gustan nada, nada.
Besos.

Yossi Barzilai dijo...

Es que tiene un tono de moiralina que vaya tela... se puso muy de moda, lo leyó todo el mundo pero ya ves.... a mí tampoco, la verdad. Un beso :)

Inma ॐ dijo...

Pues a mí me gustó, no lo leí sino que escuché el audio libro, será porque me gustan algunos libros de autoayuda :P
Un besote!

Caminante dijo...

Una vez escuché el audiolibro, y me ha dejado tan poca huella que ni me acuerdo de qué iba jaja
Besos!!

MyuMyu dijo...

¡Hola guapa!

Yo hace tiempo que tengo ganas de leer este libro y también había leído muy buenas críticas, es una pena que te hayas llevado el chasco.
A ver, me gustan los libros de autoayuda, así que supongo que me gustará igualmente, jaja, pero no me esperaba que fuera eso.
¡Besos!

Bam dijo...

Este libro lo tuve que leer en la escuela, pero nunca lo acabe jaja
Haber si me animo a darle otra oportunidad n.n
Besos!

Neftis dijo...

Lo lei hace tiempo y no esta mal, un cuento con moraleja.

Saludos

albanta dijo...

NO me llama la atención. NO lo veo para mí.

Ray dijo...

No me llama nada, menos aún después de las impresiones que te ha dejado.

Un beso ;)

Tabuyo dijo...

No me llama así que lo dejo pasar.
Besos.

Espe dijo...

A mí en su día también me lo vendieron como poco menos que una maravilla, pero no me podía quitar de encima la sensación de que era un libro de autoayuda aunque como a ti, también me dijeron que no lo era. Al final no me animé con él, pero hace no mucho me leí uno que se titula "La reina que dio calabazas al caballero de la armadura oxidada" y al menos me reí un poco. Después de leerte no creo que me anime con el dichoso caballero, la verdad.

bibliobulimica dijo...

pues yo no lo he leído, ni ganas me dan.
Es autoayuda, no importa que parezca fábula :P
un beso,
Ale.

Angela Leon dijo...

Pues ni me acordaba de este libro y lo leí para un curso del trabajo, de esos de coaching. Encajaba bien en el curso pero la verdad es que no guardo ningún recuerdo de él, ni bueno ni malo, jajaja

Bs.

Teresa dijo...

A mí también me hablaron muy bien del libro y, aunque no me disgustó tanto como a ti, la lectura no me dijo nada, ni fu ni fa.
Un beso!

Nocturna dijo...

Hola guapa!!
No lo conocía pero leyendo tu reseña no creo que lo lea jejeje. Besotes cielo ;)

Libros que voy Leyendo dijo...

Lo lei por reocmendación de una amiga hace tiempo y la verdad es que me costó avanzar... es cierto que está lleno de reflexiones y que se inclina hacia la autoayuda, pero en una lectura pausada es recomendable.
besos

Josebla dijo...

Hola! Coincido contigo (y con casi todos): un pelmazo. Lo mío es un opinión con poco fundamento y cuasi irresponsable, porque sólo lo hojeé en una librería. Tal vez no debería opinar, puesto que no pagué por él (!), pero me sumo a hacer leña del árbol caído (Je!)
¡Abajo la chatarra que intenta vendernos una versión simplificada, lineal y edulcorada de la vida! ¡Viva Dostoievsky!
Saludos

Narayani dijo...

Este libro lo descarté hace mucho tiempo y la verdad es que no recuerdo bien qué me hizo tomar esa decisión. En cualquier caso tengo claro que no lo voy a leer.

Besos!

Romina dijo...

HOLA!!!
Hace mil que no comentaba por acá!!
Este libro lo leí, me pasó casi como a vos, me lo recomendaron mucho en el trabajo (cuando trabajaba en oficina) "porque a vos te gusta leer, este te va a encantar", pues no.
Lo primero que debo decir es que quien me lo recomendó (y no es por desmerecer a nadie) es una persona que no lee muchos libros al año, y la variedad y calidad de libros que lee es bastante limitada. Con esto dicho, me recomendó el libro hablando maravillas de lo "real" de la historia, de lo mucho que se aprende y demás...
Ya sabía yo que iba en plan "autoayuda", pero nunca, NUNCA, me hubiera imaginado que los libros de autoayuda eran así de malos. Siempre pensé que eran más bien de los que te dicen abiertamente lo que te pasa y lo que debés reflexionar. Pero no, hacen toda una "metáfora" intragable sobre un tipo que tiene una armadura? Exactamente como vos decís, imposible que no se haya dado cuenta que no puede ni ir al baño con la armadura puesta. De "real" no tienen nada, a mi me resultó muy difícil de seguir, me aburría sobremanera y lo terminé más para devolverlo (me lo habían prestado) que porque lo quisiera terminar. Además, son esos libros que te prestan con tantas expectativas que le tienes que contar que te pareció y de los que te van a hacer preguntas entusiastas.
En fin, lo leí. Eso es todo lo que puedo rescatar.... por lo menos nos sacamos la duda ;)