viernes, 4 de septiembre de 2015

El túnel


Título: El túnel
Autor: Ernesto Sábato
Editorial: Seix Barral, 2001
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788432211089
Páginas: 160


Hoy, uno de esos eternos pendientes que por fin ha dejado de serlo.
Se trata de la obra con la que Sábato logró el reconocimiento mundial, su primera novela.



Tenemos una novela en cierto modo policíaca, de estructura y tintes psicológicos, contada en primera persona por Juan Pablo Castel, un pintor reconocido que y en la frase que da comienzo a la historia, nos informa de que ha asesinado a la mujer que ama: María Iribarne.
Del tirón.

Nos cuenta desde su celda todo con pelos y señales, desde el comienzo, cuando conoce a la tal María en una de sus exposiciones y la observa de lejos, pues se queda mirando uno de sus cuadros aparentemente fascinada.
Y aquí entramos en una espiral de celos, obsesiones y negatividad a partes iguales que, debo decir, me ha puesto de bastante mala leche. ¡¡¡Qué hombre más insoportable!!!

El caso es que Castel va narrando en primera persona como hace lo indecible para acercarse a ella y meterse en su vida, enamorarse e intentar enamorarla, metiéndonos en sus pensamientos sin llegar a comprenderle en prácticamente ninguno de los momentos expuestos. A mí me ha pasado eso, básicamente quería golpearlo.

Debo decir que aquí lo importante no es la historia en sí, si no la forma de narrarla, seca y lacónica, donde el lector puede sentir esa tensión y obsesión que va en aumento según las páginas avanzan, aún conociendo el final de ese túnel al que irremediablemente sabemos que llegará… a pasos agigantados.
La narración va de menos a más, comenzado por los leves detalles que dan paso a un obsesión 100% destructiva que cada vez va más encaminada a la locura.

Me ha gustado, aunque debo confesar que estaba deseando terminarlo porque el protagonista me ponía de los nervios.


Frase: Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne.


En esta ocasión, son varias las adaptaciones cinematográficas, todas homónimas:
1952, por León Kilmovsky.
1977, por José Luis Cuerda.
1987, por Antonio Drove.

22 comentarios:

Francisco dijo...

No leí nada de Ernesto Sábato, aunque ésta que nos traes podría ser un buen comienzo para familiarizarme con su narrativa. Besos.

Aydita dijo...

Seguro que me gustaría!
Besos!

MaraJss dijo...

Lo leí hace cosa de diez años y me marcó un montón, no sé si por la persona junta a la que lo leí o por la novela en sí misma. Hace tiempo que me pica la idea de releerlo a ver qué sensaciones me deja ahora, ¿habrá sido tu reseña una señal? ;)
Besos.

yalaa_ dijo...

Tengo experiencia con protagonistas inaguantables :') Pero seguro que está muy bien!
Nos leemos!

Manuela dijo...

No he leído nada del autor, pero este título hace mucho tiempo que quiero leerlo aunque no encuentro el momento.
Besos.

Margari dijo...

Lo leí hace años y me gustó, pero no he vuelto a leer nada del autor. Ya es hora.
Besotes!!

Juli Ramos dijo...

Hola!! Este es un libro que tengo pendiente bastante, me alegra que te haya gustado!
Besos

Neftis dijo...

Este libro no es para mi. Lo dejo pasar.

Saludos

Bam dijo...

Me llama la atención, y espero en un momento dado darle su oportunidad n.n
Besos!

Tabuyo dijo...

Una lectura curiosa, me la apunto por si me cruzo con ella.

Besos.

Tatty dijo...

Este es un autor del que aún no he leído nada pero tengo ganas de hacerlo y este libro es el que más me atrae
Besos

Narayani dijo...

Pues no sé si me llama mucho la atención... Por ahora lo dejo pasar.

Besos!

Jaime Ariza dijo...

Hola!!! no conocia este libro, pero parece de los que suelen gustarme, asi que me lo apunto
Un abrazo

Nube Cleyra dijo...

De momento lo dejo pasar, no tiene mala pinta y te ha gustado lo cual es buena señal. Pero no me apetece leer algo que me de angustia ;)

Besos! (Por cierto, estoy siguiendo blog con un perfil nuevo)

rossy dijo...

Me lo apunto, aunque seguramente también me pondrá de los nervios el protagonista.

bsos!

Rober dijo...

Pues has dado con uno de mis grandes pendientes, también, tengo que ponerle remedio.

Me escama un poco ese protagonista, que parece que más bien repele a muchos lectores, pero bueno. A veces los carácteres antipáticos nos pueden hasta impulsar a terminar una historia, aunque sea por mera curiosidad. Esa vorágine de obsesión en la que parece que nos encierra esta novela me podría llamar.

Ea, que a ver si me pongo, vaya.

Un besote!

VeroS dijo...

muchas veces me he topado con este libro y no se por que nunca me anime a comprarlo.
gracias por la recomendación.
saludos!

Marisa G. dijo...

Voy a mirar la adaptación de Cuerda a ver qué tal. Besos.

Carmen Forján dijo...

Lo leí poco después de salir de la adolescencia y me dejó muy impresionada. Podría ser un buen momento para hacer una relectura de la novela. Seguro que ahora le saco más "sustancia". Por cierto, te has comido una sílaba en el apellido de la protagonista, María Iribarne.
Besines,

Lesincele dijo...

No tiene mala pinta pero tampoco me convence ese protagonista del todo xD
Un beso!

Mientras Leo dijo...

Este me gustó, no el que más del autor, pero lo disfruté
Besos
PD. Sabes que saca libro Somoza en octubre?

bibliobulimica dijo...

es uno de los autores que tengo eternamente pendientes.
Un beso,
Ale.