lunes, 21 de septiembre de 2015

En ausencia de Blanca


Título: En ausencia de Blanca
Autor: Antonio Muñoz Molina
Editorial: Seix Barral, 2009
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788432250538
Páginas: 144




Hoy, una relectura. Un libro que leí hará diez años (casi nada) y que debo decir, he disfrutado igual e incluso más que entonces.

Mario es la rutina personificada, un joven funcionario que vive dedicado a su trabajo, pero  su vez lo hace en cuerpo y alma para su mujer, a la que adora: Blanca.
La típica pareja admirable a la que envidiar en todos los aspectos.
O quizá no.

Conocemos sobretodo a Blanca, saltando de su presente a su pasado con una sutileza y agilidad pasmosa, sabemos cómo es ella, sus inquietudes, sus aficiones, su elegancia y sus necesidades, tanto culturales como mentales.
Nos hace partícipes de su –aparente- oscuro pasado, sin entender, al igual que Mario, qué sucede actualmente con ella; pues hay que recordar que la conocemos a través de los ojos de él, aunque esté contada en tercera persona. Se nota claramente un cambio en Blanca, si ser demasiado drástico, pero no sabemos de dónde viene, lo que nos da pie para imaginarlo y crear conjeturas varias.

Una historia puramente intimista, con toques de melancolía e incluso en cierto modo misterio, donde el autor narra con maestría sensaciones, de tal forma que parece que estés ahí y compartas los sentimientos de los protagonistas,  su vez realmente cercanos y realistas.

No tiene acción, ni giros trepidantes, ni giros a secas, pero el caso es que no puedes dejar de leerlo. Dejándonos un final que da a entender que la historia acaba ahí, pero no deja de ser abierto, dando al lector qué pensar y dejándole saborear la historia una vez acabada.

Un libro que se lee solo, que es difícil cerrar para continuar más tarde.
Me encanta cómo está escrito.


19 comentarios:

Yossi Barzilai dijo...

Está muy bien eso de las relecturas sobre todo cuando son libros como este que marcan para poder tenerlos presentes en el blog. A mí también me encantó. Besos :)

rossy dijo...

Es el único libro que he leído de este hombre, y hace mil de ello. Recuerdo que me gustó, y lo tengo pendiente de releer (como tú).

bsos!

Ana dijo...

¡Cómo me gusta Muñoz Molina!

Laura dijo...

No lo conocía,pero tiene buena pinta, la verdad :)
Besos!

Aydita dijo...

No creo que lo lea!
Besos

Carax dijo...

No me suena de nada, echaré un vistazo
Besos

Neftis dijo...

No creo que sea una lectura para mi asi que lo dejo pasar.

Saludos

Margari dijo...

Tengo que leerlo!
Besotes!!!

Norah Bennett dijo...

Lo pintas muy bien pero no me ha quedado claro si resuelve o no el misterio, intuyo que no del todo y eso no me suele gustar. Prefiero las historias completas. También es verdad que por probar no se pierde nada.
Besotes

albanta dijo...

La leí hace algunos años y no me gustó mucho.

Carla dijo...

Lo leí hace años y me gusto bastante, pero el caso es que no he seguido leyendo nada más de este autor, mal por mí.
Un beso.

Manuela dijo...

Yo de Muñoz Molina sólo he intentado leer "El jinete polaco" y digo intentado porque me fue imposible avanzar con él así que éste también lo voy a dejar pasar.
Besos.

Carmen Forján dijo...

Cortito, intimista... ¡Me lo apunto!
Besos,

Mientras Leo dijo...

Y a mi, qué bien escribe este hombre... es un libro colosal y sí, con esa peculiar contradicción que hay entre lo fácil y lo difícil
Besos

Marisa G. dijo...

Me gustó muchísimo este libro... Es muy, muy recomendable. Besos.

Francisco dijo...

No me importaría leerlo. Me gusta lo que cuentas de esta novela. Y parece que la narrativa es exquisita. Besos.

Isi dijo...

Me gusta mucho Muñoz Molina, pero este aún no lo he leído; está entre mis pendientes. Si lo has releído y todo, creo que es el momento de adelantarlo en la lista ;)

Ana Blasfuemia dijo...

Qué bien. Leí este libro hace tiempo (por ahí por los inicios de mi blog), y me gustó mucho. No me extraña que hayas hecho relectura. A mí no me importaría volver a leerlo.

Un abrazo

Narayani dijo...

Tengo sentimientos enfrentados con este libro después de leer tu reseña. Por ahora no lo apunto.

Besos!