martes, 22 de marzo de 2016

¡Shhh... Esos muertos, que se callen!


Título: ¡Shhh... Esos muertos, que se callen!
Autor: Miguel Ángel Mendo
Editorial: SM, 1998
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788434840499
Páginas: 135


¡Toca reseña barcovaporil!
Este lo leí estando en el cole todavía… qué tiempos.

Nuestro protagonista, Onofre, es un oficinista cansado de su vida, que debe de ser como el Día de la Marmota; también es fiel seguidor de un programa de radio que trata temas de parapsicología (lo que sería hoy día Cuarto Milenio).
Todo va como siempre, hasta que una noche, escuchando el programa, se entera de que morirá en tres días. ¡Chan chan!

Tenemos una historia de misterio, donde se habla de los fenómenos para normales, con espíritu y todo, pero también hay que recordar que nos la trae el Barco de Vapor, así que por mucho terror que quiera meter el autor –que ojo, tenemos pinceladas del género bastante conseguidas- sigue siendo una lectura infantil/ juvenil.

En cierto modo, aún siendo un libro para chavales de doce años (la serie roja, qué tiempos, insisto), puedo hablar de una historia madura y no lo típico que se les aconseja a esas edades. Es un detalle que me gusta mucho; recuerdo cuando era pequeña y los leía, estaba deseando llegar a la edad suficiente para leer los de la serie roja, los de los mayores.
Es una historia protagonizada únicamente por adultos y con temática, como digo, más adulta, de hecho los personajes que aparecen a lo largo de la narración reciben otro tipo de trato por parte del autor que no es el habitual en literatura de este tipo.

Resulta una lectura bastante ágil y fácil de seguir, que va a más y engancha sin que el lector se de cuenta, además mezcla muy bien el misterio con los toques humorísticos de Onofre y Cuti, su amigo, e incluso del espectro que se pasea por nuestras páginas.

Me gustó mucho en su día, supongo que por lo diferente… y porque ya apuntaba maneras, para qué decir otra cosa. En esta relectura, solo 18 años después (nada oye, nada), tengo que decir que también la he disfrutado mucho y la recomiendo.

Solo me queda añadir una cosa más: ¡cuidadito con la venganza sufí!

Quedáis avisados. 

15 comentarios:

Noelia Cano dijo...

Qué recuerdos tan buenos me trae esa "serie roja".
Un besazo!

Aydita dijo...

Yo este no lo he leído!
Besos

Norah Bennett dijo...

De barco de vapor tengo unos que también me mandaron en el cole, De profesión fantasma, era de los naranja y aunque he intentado leerlo luego no me ha gustado mucho, es de humor y un poco absurdo. Igual con los rojos me iba mejor.
Besos

Mientras Leo dijo...

La verdad es que no me sonaba, pero creo que me pilla un poco lejos para disfrutarlo ahora mismo. Aunque es cierto lo que dices de las relecturas pasados tantos años
Besos

Angela Leon dijo...

NO creo que disfrutara ya de este tipo de libros. En algunos casos prefiero quedarme con las sensaciones que me causaron en otra edad :)

Bs.

Tatty dijo...

No creo que ahora lo disfrutase
Besos

Lorena Álvarez González dijo...

Qué recuerdos me traen los libros de Barco de vapor. Sí que es verdad que este que nos traes trata una temática que parece algo más adulta, aún así ahora mismo no me tienta demasiado.
Besos

Isa dijo...

Pues a mi no me atrae pero oye, qué recuerdos, creo que uno de los primeros libros que leí era de los azules, luego vinieron los naranjas y ya cuando pasé al rojo no fueron muchos porque ya amplié lecturas.

Isa dijo...

¿Leíste "La estrella de los cheroquis"? Ese era de SM pero qué llorera. ¿Y "Los escarabajos vuelan al atardecer"?

LAKY dijo...

Te puedes creer que no he leído nada de Barco de vapor? Me.pillo ya mayor

Violeta dijo...

Hola guapa!
No creo que sea un libro que disfrutase en este momento. Besotes

esther makeup dijo...

Bueno, bueno, bueno la serie roja de Barco de Vapor,....bueno...es que ni se que decirte...que casi lloro hasta de verlo...y el libro me encantó en su dia, asi de flipada voy por la vida
Un besote

Ray dijo...

Jajaja, mi primer libro fue "Kavik, el perro lobo", de la serie más adulta de Barco de Vapor, qué recuerdos... Siempre recordamos con cariño los libros de nuestro inicio.

Un beso ;)

Narayani dijo...

Yo también tengo algunos libros de El barco de vapor por casa y también he releído los que más me marcaron.

Besos!

Carax dijo...

Me parece que su momento para mi ya pasó
Besos