viernes, 14 de octubre de 2016

Diario de una adicta a casi todo


Título: Diario de una adicta a casi todo
Autor: Carmen Rigalt
Editorial: La esfera de los libros, 2002
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788497340515
Páginas: 269


Este es uno de esos libros que compro, coloco en la estantería y hecha raíces tranquilamente.
En verano me decidí a rescatarlo y bueno, adelanto que me ha parecido un peñazo. Pocas reseñas negativas tengo por aquí.

Cito:
“Este es el libro de una mujer sin reparos que se abre en canal buscando su inmolación literaria. Las cosas que en sus páginas se cuentan están grabadas a fuego en la fibra más íntima de la condición femenina y logran la complicidad de todas las mujeres.”

Bueno, yo no he percibido nada de eso, ni siquiera un soplidito suave.

Es un diario, así que tenemos una historia en primera persona, que ya sólo con eso debería de resultar bastante dinámica a la hora de leer… no puedo decir que no se lea rápido, pero llega un punto en el que da la sensación de que no avanzas, ya que no pasa nada relevante ni algo que digas “vaya, algo de chicha”. No.

Por un lado, entiendo que el hecho de que sea un diario lo hace más natural, a mí me daba la impresión mientras lo leía de que no estaba ni revisado ni nada, sino que era un diario como tal: explicar situaciones y sentimientos (menos de los que me habría gustado), pero al tun-tún, sin releer luego para ver si cuadra o si es coherente, como si te lo estuvieran contando en directo sin especial emoción.
Y como muchas charlas banales, no le he encontrado interés de ningún tipo, a veces me daba la sensación de estar de nuevo en la pelu, cuando algunas clientas te cuentan absurdeces y sientes la necesidad de vaciar el cerebro y asentir mientras curras, sin más.

Nunca la he seguido especialmente pero sí me apetecía mucho leerla desde hace tiempo, en qué hora, me da rabia porque había leído buenísimas opiniones sobre la obra de esta mujer, tanto como escritora como en su faceta de periodista.
No puedo recomendarlo, no he sentido empatía hacia ningún personaje, me ha parecido aburrido prácticamente desde el comienzo, todo paja, vaya.


Lo mejor de esta lectura: haber dejado hueco en la estantería.

16 comentarios:

Atrapada dijo...

Lamento que haya sido un libro tan plano y aburrido, a veces suele ocurrir.

Besos =)

Margari dijo...

Espero que disfrutes más tu próxima lectura.
Besotes!!!

Norah Bennett dijo...

Pues hala, para la estantería de la que nunca debió bajar, jeje. A veces nos pasan estas cosas. La próxima será mucho mejor.
Besos

Tatty dijo...

No lo conocía pero me guiaré por tus impresiones y lo dejaré pasar
Besos

Manuela dijo...

Mira que me ha gustado el título, pero está claro que no hay más.
Besos.

Ray dijo...

Pues nada, a otra cosa. La próxima lectura ya verás como será mejor.

Un beso ;)

Isa dijo...

Ja, ja, ja. Muy buena tu frase final. La verdad es que por el título pensaba que era de humor pero va a ser simplemente prescindible.

Narayani dijo...

jajaja, me ha encantado tu última frase. Antes de empezar a leer la reseña me he fijado en la portada y no me ha gustado nada de nada.

Besos!

esther makeup dijo...

Pues vaya chasco! en fin...ni me lo planteo, como no tengan algo de vidilla los libros los termino dejando
Un besote

albanta dijo...

Pues no creo que me anime con el.

Neftis dijo...

No me llama la atencion y veo que no me pierdo nada.

Saludos

Carla dijo...

Pues un alivio salir sin apuntar un título
Besos

LAKY dijo...

No lo conocía y casi mejor seguir así

Chicka Lit dijo...

¡Hola guapísima! es raro que un libro tipo "diario" pueda escribirse de forma poco atractiva pero ya veo que hay de todo. Siento que no te haya gustado. Un besazo

Marisa G. dijo...

Ohhh.... qué chasco pero bueno, tiene que haber de todo. Besos

Blanca dijo...

Qué mal cuando esperas otra cosa de un libro...
Un abrazo