jueves, 22 de mayo de 2014

Cartas de amor de la monja portuguesa


Título: Cartas de amor de la monja portuguesa
Autor: Mariana de Alcoforado
Título original: Lettres portugaises
Editorial: Grijalbo, 1975
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788425305934
Páginas: 95


Siempre me han llamado la atención las novelas epistolares, tienen ese algo especial para que merezcan la pena ser leídas.
Como esta que traigo hoy.


El libro consta de las cinco cartas que la monja Mariana le escribió a su amado Nöel Bouton, un caballero francés, mariscal de Chamilly, allá por el siglo XVII cuando sucedía la revolución restauradora que dividió Portugal de España.
Mención especial para ese prólogo de mano de Pedro Gronzález-Blanco, genial documentado, donde nos explica un poquito sobre Mariana, su amado, la época en que ocurrió todo y su contexto en general.

No era extraño por entonces que las monjitas fuesen enamoradizas y bebieran los vientos por caballeros, pues muchas estaban en los conventos porque eran solteronas, o acogidas por diversos motivos en los claustros… es decir, vocación poca, al menos inicialmente.
Nuestra Mariana de Alcoforado era de buena familia, aunque vivía en el convento de la Concepción de Beja desde niña; en su día cayó en brazos del soldado y se enamoró irremediablemente de él… aunque se pensaba correspondida, el caballero se limitó a hacer promesas en el aire e irse para obtener galardones en batallas varias y sin más, no volver.

Tenemos entonces cinco cartas en las que vamos viendo el –quizá- declive de ese amor, pues empiezan con palabras ardientes y desesperadas, para finalizar en un tono totalmente diferente, que pone los pelos de punta por su sinceridad y aplomo. Me declaro fan de esta mujer, sobretodo por su amor propio y su decisión.

Podemos saber, por las letras de Mariana, que era una mujer con carácter y de buena fe… al igual que nos muestra un caballero de Chamilly sin dos dedos de frente para según qué cosas.

Me ha encantado esta lectura, he tardado apenas una horita pero he releído algunas partes para volver a saborear esas palabras de amor y desamor que nos dejó la monjita. Una delicia que merece la pena ser conocida y leída, pues te metes perfectamente en la piel de Mariana e incluso acabas sintiéndote igual de indignada que ella, esperando ese final realmente digno. Yo lo he sentido.

Así, os invito a leerlo y en esta ocasión no dejo solo una frase, porque me han encandilado muchas:

“Perdieron mis ojos en los tuyos la única luz que los animaba. Hoy sólo les quedan lágrimas, y no les doy otro empleo que el de llorar.”

“Ámame siempre. Y haz padecer más a tu pobre Mariana.”

“Momentos hay en que me figuro que sería capaz de servir sumisamente a quien tú amaras.”

“Te agradezco, en el fondo de mi corazón, todas las mortificaciones que me causas y aborrezco la tranquilidad en que vivía antes de conocerte.”


“Me bastaría con tu recuerdo, pero no estoy segura de él.”

33 comentarios:

Laura dijo...

Desde que leí 84 Charing Cross Road, me aficioné a las lecturas epistolares, aunque no he leído muchas, la verdad. Esta puede ser una buena opción para retomarlas.
Besos!

Caminante dijo...

A mí no me van las novelas epistolares, y tengo la sensación de que esta en especial no me gustaría mucho, aunque igual me equivoco...
Besos!!

Tizire dijo...

Me gustan mucho las novelas epistolares y a esta ya le tenía echado el ojo, que el año pasado sacaron una nueva edición chulísima... Espero poder leerla en algún momento. 1beso!

Aydita dijo...

No me llama nada! besos

Saramaga dijo...

Me la regaló mi madre para mi cumpleaños en una edición muy bonita, y aún no la he leído. Suelen gustarme mucho las novelas epistolares.
Un beso!

Rober dijo...

Uys, creo que yo esta vez tampoco me animo. Con lo epistolar es cierto que me he ido reconciliando últimamente. Pero con el amor como temática, me saturo enseguida.

Un besín, shorby!

Norah Bennett dijo...

Lo leí hace mucho, después de ver la vida secreta de las palabras, en esa peli hablan de él. De acuerdo con tus opiniones.
Besos

Azalea Real dijo...

Siempre me han llamado la atención las historias de esqueletos de fetos en lugares de clausura de monjas, pero es lo normal, supongo, teniendo en cuenta que muchas de las que ingresaban en conventos no lo hacían por vocación sino por falta de dote. No me llaman nada las novelas epistolares, me sucede lo contrario a ti :)

Besos.

Nicoll Bustinza dijo...

Ha de tener muy buenas frases de amor, pero personalmente no me llama la atención.

Tatty dijo...

Yo no he leído demasiadas novelas de este género pero esta no me llama demasiado
Besos

Lesincele dijo...

Me alegro que te haya gustado tanto....pero no es para mi jeje
Un beso!

Lores C. Vega dijo...

Tiene muy buena pinta. Lo apunto en mi enorme lista. Gracias por compartirlo. Un besín

Bam dijo...

Pues si que haces que me interese mucho poder leerlo!
Gracias por la reseña!
Besos!

LAKY dijo...

Los libros epistolares tienen un aire de lo más original. Sólo he leído 84 Charing Cross pero es un formato que me atrae bastante
Besos

Isabel dijo...

Yo creo que este no es para mi. Besos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Pues quiero leerla, es una de esas que me producen curiosidad. Lo epistolar me gusta mucho :)
Besos

Margari dijo...

También me gusta el género epistolar, así que me lo llevo bien apuntado.
Besotes!!!

Carla dijo...

Me encanta lo epistolar así que me lo apunto. Conocía el libro, pero no me había parado a interesarme por él, error mío por lo que veo.

Un beso!!

Narayani dijo...

No he leído muchas novelas epistolares pero me ha gustado lo que has contado de ésta así que me lo llevo apuntado.

Besos!!

Carax dijo...

Este género tengo que explotarlo más que lo tengo abandonadísimo y siempre tiene su aquel
Besos

Ana Blasfuemia dijo...

Como Nórah, lo tenía anotado después de ver La vida secreta de las palabras (lo que lloré con esa película). Pero sumergido en esa interminable lista que arrastro lo había olvidado. Ahora me das tantos argumentos (y unas citas muy atractivas) que no puedo dejarlo pasar por más tiempo. Además el género epistolar me gusta, y quiero ver cómo nos cuenta ese paso del amor al desamor.

Besos

Meg dijo...

Este libro lo tengo apuntado desde hace tiempo, leí alguna reseña porque otra editorial (creo que zorro rojo) la ha reeditado, con ilustraciones incluidas creo recordar. A ver si me hago con él. Un besote!

Pilar González dijo...

No me resulta llamativo así que no me lo llevo a la lista, lo cual es un alivio porque hoy ya he apuntado varios. Un beso

escarcha dijo...

Uy! realmente parece un manjar ese librito con las cartas!!!
habrá que conseguirlo!

Saludos Shorby

Marisa G. dijo...

Ay! Yo a este libro le tengo echado el ojo hace tantísimo tiempo. Desde aquel reto epistolar en el que lo fiché me encantó lo que se decía de él, así que vuelvo a retomar mis ganas de leerlo. Besos.

Mientras Leo dijo...

No sé yo... creo que esta vez me voy a abstener. No lo veo en absoluto de mi estilo
Besos

Francisco dijo...

No soy mucho de novelas epistolares aunque esta parece interesante. Besos.

Isabel Macías dijo...

A pesar de tu recomendación, no me termina de llamar la atención.

Un saludo.

bibliobulimica dijo...

este en cambio si que me lo apunto ;) ¡gracias! un beso, Ale.

Filias Y Fobias dijo...

La tenía apuntada, pero gracias a tu reseña, hop hop hop, ¡sube un montón de puestos!
Un abrazo!

Filias Y Fobias dijo...

La tenía apuntada, pero gracias a tu reseña, hop hop hop, ¡sube un montón de puestos!
Un abrazo!

Isa dijo...

Creo que me atrae más el título que el libro en sí mismo, no es para mí.

Angela Leon dijo...

Pues este año me he estrenado con el género epistolar leyendo Evelina y se me quitaron todos los prejuicios de golpe. Me encantó el formato.
Me apunto éste que comentas- Apunta maneras :)

Bs.