miércoles, 2 de noviembre de 2016

Crónicas de la Adolestreinta


Título: Crónicas de la Adolestreinta. La segunda edad del pavo
Autor: Laura Santolaya del Burgo
Editorial: Aguilar, 2016
Encuadernación: Rústica
ISBN: 9788403515758
Páginas: 176


Hace poco se puso en contacto conmigo una seguidora del blog para enviarme unos libros que me quería donar para la librería (mil gracias de nuevo).
Me hizo gracia que uno de los libros fuera este porque he cumplido los treinta hace nada y me pareció super curioso.

Nos introduce en este cambio de dígito mediante una parte narrada, que se va repitiendo a lo largo del libro como encabezado de cada capítulo, constando de dos o tres páginas y dando paso después a las viñetas.
Nos cuenta cómo es la vida en casa, con o sin padres… e incluso con pareja; cómo es la búsqueda –o el encontronazo- con esa pareja, si es que no la hay aún, hasta el momento en el que el príncipe azul se destiñe para quedar de un grisáceo más bien feo; la forma de llevar ese trabajo que resulta no ser el deseado casi nunca; esas primeras arrugas a las que no queremos hacer especial caso, pero ¡JA que te crees tú eso, mona!… En definitiva, cómo la entrada a los treinta no es más que una segunda edad del pavo, que debemos vivir como tal. Aunque no queramos. Es inevitable.

Tengo que decir que me he reído bastante con algunas de las viñetas, me he sentido super identificada (con otras nada, pero las que menos, la verdad); en general son ilustraciones de lo más sencillo, pero igualmente graciosísimas.


La forma en que se van introduciendo las partes de cómic mediante una pequeña narración me ha parecido genial, ya que la historia resulta muy amena de seguir, no se limita a poner tiras aleatorias y ya, todo tiene una correlación.

Una lectura muy entretenida y ligerita, para leer en cualquier época del año… y a cualquier edad, diría que a partir de los veintipocos es la idónea, y que creo que no nos haría la misma gracia (al menos a mí, por lo que he visto).
Y porque todos tenemos esa vena del pavazo de vez en cuando, aunque ya nos haya pasado hace tiempo. A veces late.



Frase: Ya soy demasiado vieja para morir joven y dejar un bonito cadáver.

11 comentarios:

Noelia Cano dijo...

Parece bastante divertida...yo ya voy para la adolescuarenta en un par de años, jajaja.
Un besazo!

Isa dijo...

Me alegro de que te haya gustado.

Pinkiland dijo...

Jajajajaja, me hace gracia el libro XDDDDDDD, lo apunto!!

Besoss!

Alicia dijo...

Parece muy chulo :D
Besos!

Tatty dijo...

No lo conocía pero no es un libro que me atraiga
Besos

Narayani dijo...

Me gustan este tipo de libros. Tomo nota que también yo estoy en la adolestreinta :-p

Besos!

Neftis dijo...

No me llama mucho, lo dejo pasar.

Saludos

albanta dijo...

Parece muy divertido.

LAKY dijo...

Parece un libro gracioso

Marisa G. dijo...

Recientemente he descubierto a la ilustradora. Me encanta y tomo nota. Besos

Ismael Cruceta dijo...

Cumplí 30 años hace un mes.
Y, algunos días más que otros, tengo un pavazo de la ostia.
Pero qué bonito todo, oye, hasta el puto descontrol en todos los sentidos...

En fin, que me lo apunto. Seguro que me identifico con esa adolestreinta.
un besote!